Nuestros dones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuestros dones

Mensaje por Admin el Vie Oct 09, 2015 12:33 am

Música
luces
obscuridad
mas luces
alcohol 
humo
risas
gritos
drogas
Esto podría considerar mi rutina nocturna, todas las noches me desvelaba en ese lugar llenando mis pulmones de humo, mi cuerpo con alcohol, mis sentidos en la música, mientras la multitud salta al ritmo de la electrónica riendo y gritando como locos. Esta era mi nueva vida y lo estaba disfrutando
-AIDEN!- me llama Dean, mi viejo amigo de la secundaria. Solo merlin sabe en los problemas que nos metimos desde que nos conocimos, resulta que el muy pendejo es el que me ayudo a conseguir trabajo, departamento y hasta tuvo la magnifica idea de abrir un canal de youtube,sip..fueron pendejadas que por cierto a la gente precia gustarle que nos caguemos de risa haciendo retos o nos tiraramos del techo tratando de hacer parkcour. Una cosa llevó a la otra y el canal iba de puta madre, y se nos ocurrió hacer lo que más nos gustaba. Cuando comenzamos a hacer música, yo me dedicba a mezclar temas en la pc, el consiguio un contacto con el dueño del club más popular de San Francisco y terminé trabajando de DJ. Dean se encargaba de ayudarme, ademas de trabajar de bartender, claro.. solo cuando dejaba de joder con chicas que le pedían tragos gratis.
-QUE?-le pregunté casi gritando mientras me sacaba los auriculares. A lo lejos divisé un grupo de gente que se peleaba mientras que los salían como podían con desesperación.
-SE CAGO TODO, ES LA POLI!- Dean comenzó a desconectar los equipos y yo lo seguí llevando lo más importante hacia la salida de emergencias, que en ese momento estaba vacía.
-Sube a la camioneta, corre-me puró en cuanto llegamos al estacionamiento. Cerró las puertas de atrás después de subir todo.
-Mierda dejé la mochila con el dinero que nos pagaron! la puta madreee!-se quejó agarrándose la cabeza
-menos mal que íbamos llevando lo mas importante-le dije con sarcasmo -te hago cagar en la casa-lo señalé enojado, el se rió un poco negando con la cabeza.
Entramos de nuevo al club empujando a un montón de gente que se iba por esa puerta de emergencias, claro.. si la mayoría vendía droga o la consumía, era obvia su desesperación por que no los atraparan. Por suerte no habíamos caído tan bajo aunque nos ofrecieron ganar el triple de lo que hacíamos en un mes si la vendíamos, hasta el dueño era drogadicto.
-Buscala! apurate!-le grite del otro lado del tumulto, mientras trataba de seguirlo.
-CIERREN LAS PUERTAS-gritó uno de los oficiales, la gente comenzó a pelear con ellos a mi lado. Un policía arrastraba de los pelos a una chica, ella gritaba y trataba de escapar, lo que desató una guerra de la ptm entre todos.
Traté de divisar a Dean a lo lejos,pero no lo veía por ningún lado. Comenzé a buscarlo entre la gente cuando vi estaba siendo golpeado por unos oficiales que usaban palos enormes. Corrí hacia su dirección y me aventé con furia hacia uno de ellos para que dejara de golpearlo
-DEJALO!-lo empujé con fuerza logrando que pierda el equilibrio. Otro policía me agarró de la remera tirándome al suelo. Comenzó a golpearme con sus puños en la nariz, desatando una hemorragia al instante que no me dejaba respirar. Escuché los quejidos de Dean a unos metros de mi-DEJALO! NO HIZO NADA!-le gritaba al que lo atacaba mientras lanzaba puñetazos a la cara del policía, pero este estaba sobre mi con todo su peso.Lo tomé del cuello y en una maniobra lo tire contra el suelo quedando arriba de el. Lo golpee por todas partes con fuerza, mis puños se llenaron de sangre, no podía parar de pegarle aunque el y estuviera casi inconsciente.
Un golpe en seco en mi cabeza de parte de otro oficial con su pistola me dejó casi inconsciente, miré hacia mi costado mientras estaba en el suelo.
Un disparo mi derecha me dejó sin aliento
Vi a Dean morir...
Pero yo ya lo sabía, en el momento en el que me tomó la mano para saludarme hace 6 años cunando recién nos conocíamos
-Hola, soy Dean-sonrió-Nos llevaremos bien-
lo ví, ví como moría..pero no sabía que era el hasta ese instante en el que lo vi desangrarse en el suelo, gritando, llorando..
-DEAN...-
Otro golpe en mi cabeza me hizo perder la conciencia...

________________________________________________________________________________
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario http://nuestrosdoneschevi.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por PupisTodos el Vie Oct 09, 2015 1:21 pm

Otro día como cualquier otro...
Mi alarma sonó a las 6:00 A.M como todos los días de semana. Pero hoy era Sábado y me gustaba flojear y dormir un rato más, así que busqué con mi mando a golpes sobre la mesita de luz mi celular y la pagué como pude y procedí a seguir durmiendo... Me volteé hacia la izquierda .. luego volteé a la derecha.. luego me puse boca abajo.. boca arriba y con un último intento cerré los ojos con fuerza diciéndome amí misma *dormite mierda*, `pero fue un intento fallido, odio cuando no podía dormir cuando tenía tiempo para hacerlo.
Encima que estos últimos días me la pasaba vomitando en el baño, sin comer mucho porque muchos olores me mareaban y alucinaba un poco, se me partía la cabeza. Embrazo? Na..a menos que haya sido violada por mi inconsciente.
-Mierda-
Tomé mi celular y chequeé mi redes sociales como facebook, instagram, youtube. Casi siempre pasaba más tiempo en youtube viendo videos de maquillaje, cocina, videos graciosos, videoblogs, etc. Amaba youtube.
Tomé mis auriculares de mi mochila y me tiré nuevamente a mi cama para escuchar un poco de música a ver si me podía dormir aunque sea un rato más, hoy iba a ser un día cansador, y encima tenía clases.

Cómo puede ser que me sienta sí ultimamente? es bastante extraño y todo se volvía peor cuando salía de casa, sentía que todo me daba más y más vueltas todo se multiplicaba, dolor de cabeza, estomago revuelto, olores que me mareaban y empeoraba más los otros síntomas.
-¿Qué?- cómo es que llegué aca? estaba en una montaña muy alto, solo estaba yo y hacía calor.. un calor extraño... faltaba el aire pero corría un leve brisa.. sentía un olor a quemado, salía calor del suelo, era muy verde todo el paisaje, aunque de donde estaba yo solo veía mucha neblina.
Qué carajos hacía de la nada en ese lugar?, ni siquiera me iba a molestar en buscar a alguien ni preguntar si había alguien más ahí como hacía siempre en las malditas películas, odiaba que hagan eso. "¿Hola? ¿Hay alguien?" si claro.. un asesino o algo, no gracias yo me las piro de acá.
Comencé a caminar cuesta abajo pero estaba muy empinado el asunto asi que decidí en rodear la montaña para ver si podía encontrar alguna roca para bajar por ella.
Cuando terminé de husmear la montaña descubrí que no podía bajar de ella, era como si volviera al mismo lugar.
- ¿Que miercoles?- Como hacía para irme a mi casa? espero que sea un puto sueño jaja.. si debe ser un sueño de esos muy reales que te hacen cagar de miedo. Entonces me voy a tirar al precipicio a ver si me despierto con esos saltos que se pega uno en los sueños.
*Uno.. do..tres..* No mierda no puedo.. me da cosa e muy real, de nuevo. * Uno, dos y tre..*
- Hija! rápido-
-Joyce dale hazlo de un vez!-

-Joyce!!!!-
-Hazlo de un vez, rápido!-
Esa voz era mi madre. Todavía estaba confundida, me costaba reaccionar, no entendía mucho lo que decía. Pero algo de lo que no me había percatado era que no podía moverme! no podía abrir los ojos, no podía hablar, no me podía mover.
No sabía como decirle que no me podía mover. Estaba transpirando no podía hcer nada por dios, estaba consciente.. dios que hago?! que hago?!
- Basta Joyce!- Escuchaba su voz de enojada - No te hagas la dormida, ya estás grande y nunca funcionó conmigo-
Sentía como me sacudía para que me moviera, pero como decirle que no era que no quisiera solo que mi cuerpo no me lo permitía?
- Bueno hasta acá!, se me hace tarde, pero no se te ocurra faltar, sabes que eres importante para tu padre y para mi y los que ya sabes. Vete caminando- Y un portazo de la puerta se oyó detrás de ella y se escucho silencio total.
Pasaron unos minutos hasta que pude moverme y abrir lo ojos, no podía ni hablar, eso me había asustado como la mierda, nunca más iba a tratar dormir más de lo que me decía mi alarma.
Me costó reincorporarme de esa parálisis.. o lo que haya sido. Salté de la cama apurada y tomé lo primero que encontré tirado sobre la silla. Tenía unos jeans chupines roto y una remera manga tres cuartos rayada de blanco y negro. Tomé unas medias y me calcé rápidamente uno borcegos bordó.
No me quedaba otra que irme caminando. De tan solo pensar en mi madre enojada me dio escalos fríos.
Me tardé unos 20 minutos en llegar, ya era tarde.
Entré por la gran puerta de vidrio espejado del edificio de investigaciones. Subí rápidamente y me choqué con un escuadrón de policías uniformados que corrían hacia el ascensor. Las puertas se cerraron en mi cara.
-Malditos me ganaron- murmuré para mis adentros. Observé en el visor del ascensor que se dirigía hacia el último piso 71, cerca de la oficina de mi padre.
Tomé otro ascensor y esperé mil años hasta que llegué al piso 71. Me iba a dirigir a golpear la puerta de su oficina, pero sentía que hablaba con un persona.
Apenas podía escuchar lo que decían..
- Les pedí de mil maneras que fueran eficientes y sobretodo precavidos que no levanten sospechas - se sentía sus zapatos en el piso caminando de lado a lado como hacía siempre que estaba molesto
- Luego preguntarán porque fue todo eso y yo tendré que salir a dar la cara por ustedes. Todo porque no pueden hacer bien su maldito trabajo, no les pienso pagar por inútiles. Se las arreglarán para darle de comer a sus hijos, esposas, lo que sea no me interesa!- Se detuvieron sus pasos - Me interesa el bien de lo que estamos investigando, y no quiero que salgan perjudicadas sus familias.. ustedes saben no me gustan estas cosas muchachos, pero no voy a tener alternativa si siguen así las cosas. Ustedes deciden, las hacen a mi modo y si no.. para que recordarles?-
Se abrió la puerta del lado y salió mi madre
- Joyce! - Me abrazó como si fuera que me hubiera pasado algo - llegas tarde como siempre-
- Mentira, nunca llego tarde- le contesté gruñona.
Me miró con una las cejas levantadas y le devolví la misma cara.
- Vamos, baja y luego te alcanzo, ya sabes desvistete, ponte el camison de siempre y bueno, las pastillas para el dolor y dormir estan en donde siempre-
- Si claro.. esas pastillas no funcionan. No me causan ni menos dolor ni me hacen dormir. Bueno me hacen dormir más que todo y eso explica porque me cuesta concentrar en clases- contesté de mala gana mientras me acompañaba hasta el ascensor dándome una nalgada - No te olvides por que lo haces, si?- me dijo de una forma calida - Todo sea por los niños con cáncer- dije mientras se cerraban las puertas del ascensor. Sabía que esa no era la razón, pero me gustaba bromear y pensar que podría servir para algo más importante como la salud de alguien que si lo necesita.


avatar
PupisTodos

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por ElChoroRico el Sáb Oct 10, 2015 2:16 am

Abrí los ojos; despertando tranquilamente de un sueño que ya no recordaba.
-¿Qué estaba soñando?- me pregunté a mi misma, mientras me daba vuelta en la cama para ver la luz filtrarse entre los espacios de las persianas.
-Algo loco seguramente…- me respondió Elise desde el otro lado de la habitación. De nuevo me moví en la cama, pegándome a las sabanas, para ver a mi compañera de cuarto. Ella estaba sentada, leyendo de una pila de libros.
-Ahhh que aburrida eres- le reclamé dándome otra vuelta en la cama para quedar más cómoda- tan temprano y ya estas estudiando- dije y deje una pausa para que se defienda, pero parecía estar muy concentrada. Me levanté de la comodidad de mi cama y me acerque a ella para ver que estaba leyendo. Los títulos de los libros iban de Psicología Anormal a El Narcisista de al Lado, y ahora parecía estar leyendo sobre Freud.
-Eliiiiiise – le llame, sacudiéndola en su silla-me haces sentir una vaga-
-Tal vez porque lo eres- me respondió sin quitarle la vista a su libro.
-Lo sé, pero no hace falta que me lo recuerdes- me quejé, y ella se rio –voy a salir- dije, pensando en voz alta- el día se ve lindo- comente mientras me dirigía hacia mi ropero. Me puse un pantalón de buzo, una remera y unas zapatillas para correr. Luego me recogí el pelo y me puse una liga.
Agarré mi celular, junto con los auriculares, y mis llaves, y los metí en un bolsillo con cierre de mi pantalón.
-Que te vaya bien- me dijo Elise mientras abría la puerta.
-Igualmente, que te diviertas con tus sensuales libros- le dije sarcásticamente antes de salir de la habitación.
Recorrí la universidad por un rato; viendo la hermosa arquitectura del lugar. Aún me impresionaba el hecho que me hubieran aceptado allí. Si bien soy inteligente, no soy la persona más aplicada del mundo, por lo cual no tengo mucha evidencia de mis aptitudes. Sin embargo una de las universidades más prestigiosas del país, y hasta del mundo, me aceptó. Y no solo a mí, sino que Elise también entró. Nos conocemos desde que teníamos como 6 años, y nada me hizo más feliz que venir a la universidad con ella, y más aún, compartir cuarto. A veces nos turnábamos para dormir cuando teníamos que quedarnos toda la noche estudiando. Realmente me alegra que ella sea mi compañera de cuarto, y no solo porque es divertido estar con mi amiga sino porque ella es una de las pocas personas que me conocen. Ella, mi otra amiga, Belle, y mis padres. Belle se fue a otro estado para ir a la universidad que más le gusta, pero nos prometió que iba a venir a visitarnos, y que en vacaciones las tres vamos a salir a la playa juntas.
Después de unos giros incorrectos y de subir y bajar escaleras, llegué al gimnasio. Estiré un poco los músculos y me subí a la máquina de correr. Conecte los auriculares y puse música movida mientras corría. Ocasionalmente me ponía a bailar pero perdía un poco el equilibrio y volvía a concentrarme en solo correr. La gente trataba de concentrarse en sus rutinas de ejercicio pero de vez en cuando me veían de reojo y se reían o les daba vergüenza ajena las payasadas que hacía. Después de una hora de correr me fui a hacer pesas por una hora más. Me pasé por casi todas las maquinas del gimnasio, omitiendo las que no sabía ni como tenía que sentarme en ellas. Me sequé el sudor con una toalla y me dirigí a mi cuarto para buscar ropa para ir a bañarme. Cuando llegué a mi habitación me impresiono ver a una mujer parada en la puerta, mirando a los costados, como esperando a alguien.
-¿La puedo ayudar en algo?- le pregunté sacando mis llaves.
-¿Tu eres Aran Mabry?- me preguntó.
-Sip, esa soy yo- respondí tratando de pensar por que alguien me estaría buscando.
-Un gusto Aran- me dijo sacando unos papeles- estoy aquí para invitarte a participar en un estudio que lleva a cabo la universidad. Te va a ayudar a ganar créditos, y hasta te pueden pagar- me ofreció, entregándome los papeles- si te interesa, llena esta forma y entrégala en este lugar- me dijo señalando en el papel el número de la sala a donde debía llevar los papeles.
-Muchas gracias, lo voy a pensar-le dije abriendo la puerta de mi cuarto.
-Por supuesto, pero le recomiendo no dejar pasar esta oportunidad- me alentó animadamente-Bueno, ahora me retiro- se despidió la señora y se alejó por el pasillo lleno de cuartos.
*ok, eso fue raro…*
avatar
ElChoroRico
Admin

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por Admin el Sáb Oct 10, 2015 4:38 am

-Hola, soy Dean-sonrió-Nos llevaremos bien-Extendió su mano para saludarme
-Aiden-lo imité estirando mi brazo para alcanzarlo.Nos agarramos firmemente y pensé en el futuro, pensé en llevarnos bien, seríamos amigos..es lo que también imagine en ese momento.
Hola..soy dean...su voz se repitió una y otra vez pero yo lo escuchaba lejos, como en otra dimecion, otro mundo.Todo a mi al rededor se quebró en mil pedazos, solo quedaba Dean que sonreía mientras seguía tomado de mi mano como si todo siguiera normal, como si yo fuera el único en esta pesadilla. Sentí que mi cuerpo no era el mio, no sentía ni frió, ni calor, ni miedo en ese instante en el que todo a mi alrededor se desvanecía como un humo negro.Es cuando la mano de Dean comenzó a tomarme con fuerza, sus ojos se abrieron casi saliendo de sus orbitas..no, no era Dean, era un hombre alto mucho mayor.Sus venas se marcaron intensamente, su respiraciones eran entre cortadas -A..yuda...me-jadeó. Un ruido muy fuerte nos invadió, un hombre detrás de el sostenía un arma, la que había usado contra el chico.Quise gritar pero no lo hize, quise reaccionar pero no sentía mi cuerpo, solo veía que la sangre salía a chorros desde en agujero en su frente. Apretó mi mano y clavó sus uñas desgarrándome la piel, lastimándome más y más, gritándome ayuda, jadeando. La sangre se volvió negra y más espesa tapando su cara.
El hombre de atrás no tenía rostro, pero puedo jugar que vi su sonrisa con colmillos sosteniendo el arma en sus manos con uñas en forma de garras.




De repente todo se iluminó de nuevo, los sonidos se aclaraban, de nuevo podía sentir mi cuerpo
-Aiden! me escuchas?-mi profesora sostenía mi cara entre sus manos-ya vienen los médicos, resiste- su voz era pura preocupación
Todos mis compañeros alrededor mio con sus celulares extendidos hacia mi, el chico que estaba tendido en el suelo temblando levemente. Mi cabeza comenzó a sentirse pesada, el frió recorrió mi cuerpo.
-Que le paso?-preguntaron los médicos que se arrodillaron hacia ami revisándome por todos lados
-Fue un segundo...nos saludamos y cayó-escuché la voz de Dean-comenzó a temblar...yo no hice nada lo juro-aseguró asustado
-Ya Dean no fue tu culpa-lo consoló la profesora




-FUE TU CULPA AIDEN-gritó Dean con voz gruesa, distorsionada-NO ME ADVERTISTE HIJO DE PUTA-
su voz se volvió escalofriante-PÚDRETE EN EL INFIERNO-Escupió en mi cara, los personas a mi alrededor se rieron con sonrisas perturbadoras, sus ojos rojos, sus dientes sangrientos, risas demoníacas-MORIRÁS PRONTO- Me susurraban, esos susurros una y otra vez




__________________________________________________________




Abrí los ojos de golpe, agitado miré hacia todos lados buscando a Dean
-Ey ey! tranquilo-era mi hermano a mi lado el que me empujaba par que volviera a la cama-te movías como un condenado, mírate todo transpirado-No lo veía hacía como un año, nunca tuvimos una buena relación
-Dean-dije todavía asustado por la pesadilla
-No te podía despertar de ninguna forma, sabes cuanto me pase senado en esa...-
-Y DEAN?!-le grité perdiendo la paciencia, quería que sea todo una pesadilla y ya.
-No te acuerdas lo que pasó?-me preguntó mirando a otro lado, nunca me miraba igualmente
Me quedé en silencio por que no quería escucharlo, lo sabía.
-Estuviste como 12 horas-comentó al rato rompiendo el hielo-Tienes varios puntos en la cabeza cabrón, sabes como meterte en buenos líos-me dijo a la vez que cambiaba de canal en viejo televisor que se encontraba colgado en una esquina-no pude pagar un mejor hospital, perdí mi empleo en el barco por que alguien se metió en problemas ayer-
-Puedes dejar de hacerme sentir más mierda de lo que me siento?-mi cabeza me dolía como el infierno al igual que el cuerpo. Mi alma estaba pisotiada por mil elefantes hasta el punto que quería terminar con todo y desaparecer.
-Es fácil para ti decirlo, cuando me hice cargo de mi viejo mientras estabas jugando a ser un puto DJ-Los canales pasaban volando una y otra vez, solo eran 10 pero el los pasó 50 veces.
-No iba a hacerme cargo de quien me golpeo toda una vida, solo que a ti al parecer te daba igual-ya quería terminar todo esto, no quería verlo-Vas a hacerte cargo de ese hijo de puta solo por que se dedicó emborracharse?-le dije furioso
Paró en un canal por fin, el 9 donde pasaban las noticias sobre el club, todo fue por las drogas que se vendían en ese lugar.
-Los padres de Dean vinieron a reconocer su cuerpo-dijo de la nada cambiando de tema, buena estrategia para darme justo en la herida-están destrozados-
-Para-le dije firme-Para antes que te reviente a golpes-lo amenzé
-jajaja, cuidado no querrás que alguien más muera-se burló
Me reincorporé y lo agarré de la remera con fuerza-por que no mueves el culo y desapareces de una vez?-
La puerta se abrió -Chicos!-la madre de Dean se abalanzó hacia nosotros para separarnos-Paren-
Lo solté de golpe, no quería hacerla sentir peor de lo que estaba. Su dulce mirada ahora era muerta, sin expresión.
-Ya que vi que te despertaste me tomo el palo-se levantó y caminó hacia la puerta sin mirar ni una vez atrás.




Tomé la mano de Mary con cuidado-yo..lo siento mucho-*no pude salvarlo, es mi culpa* me decía una y otra vez. Verla me destrozó, ya estaba llorando al igual que ella.
-Yo tambien...-su voz se quebró-el..te quería mucho-sollozó
nos quedamos en silencio con el dolor que nos consumía, seguía sosteniendo su mano diciéndole todo en ese gesto, ella era como la madre que nunca tuve.
-Aiden...pasa algo raro-me dijo al rato-dime la verdad...dean..vendía drogas? el quiso dispararle al policia? dime por favor-me suplicó
-que?! no no! el nunca lo hizo-le respondí al instante-ellos lo golpearon sin razón, yo traté de ayudarlo pero..pero no pude-
-Estan diciendo eso en todas las noticias Aiden...no se que hacer-comenzó a llorar-Mi Dean no lo haría..el no lo haría-lloró
-No Mary, yo estaba ahí, el no tenia un arma, el no vendía drogas-le aseguré-el es la mejor persona que conocí-*lo sigue siendo*
-por que taparían algo así? por que lo mataron? por que!-lloró mas fuerte-ellos..ellos querían llevarte cundo te quedaste inconsciente, pero tu jefe te rescató y te trajo al hospital-
-Tranquila Mary-No sabía que estaba pasando, pero era algo que no iba dejar pasar-Dean no es esa persona que dicen y lo voy a probar-
Algo más me estaba comiendo la cabeza, esa ilusión que tuve hace 6 años...la psicóloga decía que era por mi trauma respecto a la violencia de mi padre. Pero lo decía para decir algo, ella tampoco me ayudó. Había pasado meses sin poder dormir luego de eso, pero ahora eso que me paso se concreto *que mierda fue eso..que mierda soy¨*

Me saqué el suero y busqué mi ropa, me sentía muy mal pero tenía que buscar respuestas
*Por que mierda me querían?*
Metí mis manos en el bolsillo de mi campera y noté algo dentro, era una tarjeta con una dirección que nunca había visto en mi vida, pero algo me decía que tenía que ir.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario http://nuestrosdoneschevi.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por nanupue el Sáb Oct 10, 2015 5:52 pm

Nunca había visto pasar algo tan rápido y tan lento a la vez
Era de noche y hacia frio mucho frio, las calles estaban congelas, mama insistió en que no debíamos viajar así, pero papa siempre estaba apurado por algo. Empezaron a pelear de nuevo, mire a mi hermano, rodé ojos y subí el volumen de mi iphone 6 (publicidad pliss).
Escuche los frenos por encima de la música, un auto venía sin control hacia nosotros
Todo se volvió lento como si el tiempo no pasara para mi, vi el choque, como el camión aplastaba nuestro auto, a mi madre, como los vidrios se clavaban dentro de mi padre y la desesperación de mi hermano por sacarse el cinturón y salir de ahí, y todo volvió a ser rápido de nuevo, dos segundo solo hicieron falta dos segundos para quedar dados vuelta, el auto, nosotros, toda mi vida, pensé que todo terminaba ahí, sostuve la mano de mi hermano menor que todavía seguía con vida
Me levante en el hospital un mes después, conectados a un montón de tubos rodeado de personas desconocidas, pregunte por mis padres pero ya sabía la respuesta, habían muertos.
Tenía 10 años, estaba solo, y mi hermano, lo único que me quedaba, lo habían adoptado mientras estuve en coma, ni siquiera me dejaban verlo, pase el resto de mi vida en orfanatos-casas de familias temporales-reformatorios y de nuevo orfanatos, eso se había convertido en el circulo de mi vida.
Y ahora la cárcel.
-Aarón blake- el policía abrió mi celda y me dejo salir- su asistente social pago la fianza, tiene suerte
Si claro “suerte”
Sara, mi asistente, la que me sacaba de todos los problemas, estaba parada en la puerta de la comisaria, camine a ella con los brazos abiertos para un abraso de “oso” pero me esquivo se dio la vuelta y camino hacia el auto.
“Mierda “
-eee e e que pasa amiga, porque la negatividad?-pregunte siguiéndola por detrás- lo bueno es que seguimos respirando no?
Ay dios esta me iba a salir cara
-adentro- me hizo señas para que suba, lo pensé bien antes pero subí, acelero con todo y salió
-juro que esta vez no hice nada- le jure con la mano en el corazón
-juro que esta vez no hice nada- se burlo, y ahora venían los gritos- nunca haces nada Aarón, no entiendo, sos buen chico, estudioso, porqueee? porque tenes que cagarla y hacer estas cosas, vas a cumplir 20 en un mes es hora de que te hagas responsable una vez en tu vida, asique esta es la ultima vez que te ayudo, no quiero llamados a la 3 de la mañana para irte a sacar de ningún lado entendido?
-uuf si-gire los ojos- puedo defenderme?
-haber cual es la escusa- freno enfrente de mi casa
-bueno, yo quería hacer pis, los baños estaban llenos y lo hice atrás y luego vino ese poli que me tiene entre las ceja y me llevo fin
Me miro cerro lo ojos y me pidió que bajara,
-eeeu, tenes sesión mañana a las 8 no llegues tarde- me grito desde la ventanilla, le mostre mi pulgar arriba, Malditas sesiones, odiaba a esa psicóloga pero sabia que si no iba me quitaban la beca de la universidad
Entre a casa, me había mudado hacia un mes asique aun estaba lleno de cajas
Escuche que tocaban la puerta
-quien es – grite
-eem los vecinos- era un niño
-no hay nadie- grite, no tenía ganas de ver a nadie ahora
Pero el niño no paraba de tocar la puerta
-mierda- murmure Basketball bounce cyclops
avatar
nanupue
Admin

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 10/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por PupisTodos el Sáb Oct 10, 2015 6:57 pm


-¿Ya tomaste las pastillas?- Me dijo el doctor en jefe que siempre me examinaba. Casi siempre lo hacía el cuando papá estaba ocupado con sus “cosas”.
-Ajá- asentí con un movimiento de cabeza. Tenía miedo de volverme a dormir por lo que había sucedido esta mañana, no quería sentir eso nuevamente, ni mucho menos el atemorizante hecho de que no podía moverme mientra eso me pasaba.
No sabía si debía decirle al doctor o no, pero realmente no quería que me pasara nuevamente. Tal vez decirle podría ayudar.
-Tengo..- pero me callé ante la duda
- ¿Si?- preguntó impacientemente, debe ser porque nunca hablaba de nada con el ni con nadie de la mayoría de allí.
-Mm... nada- hice una pausa para re formular mis palabras - Sólo que hoy, cuando quise dormir y luego despertarme no podía reaccionar ni moverme, ni abrir los ojos. Pero estaba despierta.. fue extraño- hice otra pausa apretando los labios
-No sé, tal vez es por las pastillas que me causaron eso- Me quedé unos minutos pensando en eso, hasta que me dí cuenta de que no había obtenido ninguna respuesta de parte del doctor. Dirigí mi cara hacia el y estaba con una mirada un poco seria, parecía concentrado en algo.
-¿Hola?-
-Si, disculpa- hizo un gesto moviendo su cabeza como si apartara sus pensamientos de el
-No es nada no te preocupes- dijo mientras suspiraba. Trajo una mesa de instrumental, la cual era de material quirúrgico y tenía ruedas en la parte inferior para desplazarla fácilmente, en ella estaban los mismo tubos de siempre, con las mismas agujas de siempre, de mayor a menor calibre. Se colocó los guantes de látex y se puso las gafas de siempre. Me acomodé para que empezara pero no lo hacía.
-¿Pasa algo? - Pregunté algo nerviosa, su actitud había cambiado repentinamente.
Estaba perdido de nuevo dentro de u cabeza con sus pensamientos que me inquietaban. Se quitó uno de los guantes, los arrogó sobre la mesa, golpeó con su puño la mesa y se quedó mirando hacia abajo.
Me sobresalté y me senté sobre la camilla asustada.
-Vete, lo siento hoy no haremos nada- Lo miré confundida ya que nunca había reaccionado así y mucho menos me dijo que no iban a necesitarme.
-Vete, toma tu ropa- Me alcanzó la ropa. Me baje de la camilla y me fui rápido al baño a cambiarme. Dejé la bata ahí mismo y me fui rápido.
Que raro fue eso.. No entendía.

En fin bajé y me dirigí al bar del edificio, no había desayunado nada y me mataban lo sonidos de mi estómago pidiéndome por comida. Faltaban 3 horas hasta que empezara mi clase, las malditas 3 horas que estaba metida en el laboratorio podría estudiar, desayunar y todo.
Pedí un café con leche y 2 medialunas. Me senté en una mesa, me puse los auriculares, saqué el folleto de introducción de materias y esas cosa y escuchaba un poco de música mientras desayunaba.

Tomé el folleto y leí nuevamente lo que abarcaba la carrera, lo leí muchas veces pero por alguna razón me apasionaba y me gustaba leerlo muchas veces. Loca.

El desarrollo de esta profesión poco tiene que ver con esos personajes de películas y de series de televisión, según explica un portavoz de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE). Además, en ocasiones, se tiende a confundir su labor porque se piensa que “se espía”, cuando “un detective no espía, sino que investiga y no se hace nada que esté fuera de la ley”, aclaran desde la APDPE.
Esta profesión es muy diferente a otras porque cada día es distinto y la actividad del profesional puede variar en función del caso que investigue, lo que conlleva que haya que hacer la investigación de una persona de día e, incluso, de noche para conocer su actividad y movimientos pero con mucho cuidado para no ser descubiertos; seguir pistas dentro de la investigación que conducen a otra ciudad o país o analizar discos duros de ordenadores para lo que, a veces, se puede requerir la colaboración de otros profesionales….
La formación, habitualmente, consta de “tres años lectivos de nueve meses de duración”. Durante este período, los futuros detectives privados cursan diferentes asignaturas a través de las que se adquieren conocimientos de derecho, sociología criminal, medicina legal o legislación, entre otros temas.

En el primer año de estudios, el programa incluye derecho penal, estadística criminal, deontología profesional, medicina legal, psicología criminal, sociología criminal u organización y modelo policial, entre otras asignaturas.
Por su parte, en el segundo curso se estudian materias como psiquiatría forense, penología, delincuencia y responsabilidad forense, aparte de ahondar en medicina legal y criminología.
Finalmente, en el tercer curso, los contenidos formativos comprenden técnicas de investigación policial, química criminalística e investigación de incendios, documentos, fotografía, imagen y sonido, derecho administrativo, derecho laboral, derecho civil, derecho mercantil o derecho constitucional, entre otras materias.


Si bien hoy tenía clases de Derecho penal y psicología criminal.
Tenía bastante tiempo para leer un poco de lo que tratan las materias. Procedí a hacer eso, después de un rato de haber leído mas o menos algo. Tomé mi teléfono y detuve la música, me había secado la mente un poco. Cerré los libros y los guardé en mi mochila. Salí de la cafetería y me dirigí hacia una de las aulas en las que estaba Mike.
El estaba en el cuerpo oficial, se tomaba muy en serio su trabajo. Recuerdo cuando estábamos en el cine y comenzó a sonar la alarma de un kiosko de al lado, tiró las palomitas, sacó del interior de su chaqueta el arma y placa y salió corriendo, llevándose por delante a todo el mundo incluyéndome.. Lo peor fue cuando la alarma había sonado porque la persona que pasó, era un anciano el cual tenía una prótesis de titanio en su cadera. Eso había provocado que la alarma sonara.

Me quedé un rato observando la clase. Estaban practicando combate y usando sus armas largas con las que golpeaban a los delincuentes, no tenía idea de sus nombres. Me vio través de la ventana y me guiñó el ojo. Le devolví con una sonrisa.

- Disculpa- me tocó con el dedo una chica joven de mi edad aproximadamente.
-Si- respondí dándome vuelta para quedar frente a ella
- Hola, me llamaron para que viniera por algo de una investigación.. no é con quien hablar, o si sabes algo?.. tal vez? no?..- me dio gracia su manera de hablar y no pude evitar reírme, creo que fue lo único que me hizo reír en el día pesado que estaba teniendo.
-Si, en departamento de investigaciones, te acompaño si quieres estoy aburrida-
- Oh no esta bien gracias, ya voy yo- dijo moviendo sus manos de un lado a otro para que no me molestara.
-No en serio estoy al pedo- dije riéndome y no me importó su respuesta la acompañé igual
Entró y me quedé fuera apoyada en la pared cruzando los brazos sobre mi pecho.
Estiré la pierna porque me había dado un calambre y accidentalmente casi hice caer a una persona.
-Uh Dios, perdón que estúpida!- rápidamente me moví para acercarme y disculparme y ver si le pasó algo. Pero fue solo un tropezón y se incorporó rápidamente.
Me miró con cara de muy muy pocos amigos, me sobró y siguió caminando. Era un chico muy alto por lo que vi.
-Bueno.. perdón. La próxima fíjate que tenes al frente- dije de mala gana, parece que me escuchó. Ni siquiera volteó su cabeza e hizo el signo de la paz con los dedos.
*Que gil*
avatar
PupisTodos

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por Admin el Sáb Oct 10, 2015 9:52 pm

Al salir del hospital caminé hasta mi departamento, quedaba cerca ya que era en pleno centro de la ciudad, si no era para nada lindo pero tenía sus..na daba asco.
saqué la llave debajo del tapete que decía "aléjese" en vez de "bienvenido", otra de las muchas pendejadas que compramos con Dean por amazon. Una vez habíamos pedido como 20 juegos para la play, esos días fuero de no ver la luz.
Abrí la puerta y prendí las luces, estaba todo igual a como lo habíamos dejado antes de salir a trabajar. *La misma mugre pinche Dean* su ropa tirada por todos lados en condiciones ideales como para matar a quien las oliera, lo juro.
Entré a mi habitación y me tiré en la cama boca abajo pero las heridas comenzaron  doler así que cambie de posición boca arriba, las heridas de atrás también me dolían, así que me volví a voltear hacia el otro costado..mm nop, peor* puta bida* Ni acostarme podía ahora.
Me levanté y garré boxers limpios, medias, unos jeans, y una remera normalita. No sabía donde tenía que ir pero supuse que era una oficina común..normalita.
Me saqué la remera que tenía, totalmente manchada con sangre -vas a costar salir-le dije sosteniéndola con los dedos en la parte limpia. Deslize mis jeans todos rotos hacia abajo, mis piernas todas llevas de hematomas horribles, parecía que me había hecho cagar chuck norris -Las clases de vale todo sirven al parecer- suspiré fastidiado, *que mas señor?* 
-Puta madre..-dije al ver mi cara en el espejo-parezco chuky, lptm-
Abrí el agua de la ducha y a los minutos estaba helada-la concha de la lora-enserio, el universo estaba en mi contra. Ni tiempo de sentirme mierda tuve en la ducha ya que no tenía ganas de ponerme a pensar en nada y más si me estaba congelando.
Me cambié, me puse mi campera negra y salí del departamento. Había llevado en una mochila documentos míos y de Dean, el contrato con el club, algunas cosas que podrían pedirme.
Mi camioneta estaba estacionada donde siempre, pero solo la usábamos para ir a trabajar por todos los equipos que eran bastantes. Subí a la moto que habíamos comprado con Dean, según el a las chicas le gustaba, según yo era lo que siempre quise desde chico, mi hermano era fan de las motos, lo único en lo que concordamos.
Puse la dirección en el GPS de mi celular y me marcó el destino a 80 km de la ciudad -ya me van a pagar la nafta-arranqué la moto y me dirigí al famoso "centro de investigaciones"


Al llegar pensé que el GPS me había llevado a cualquier lado, por que el edificio que tenia al frente no era "normalito" y me parecía que yo si estaba muy normalito para entrar ahí. Esperaba que nadie viera mis pantalones rotos, o mis zapatillas hechas mierda.
-Su nombre?-me preguntó un policía en la entrada mientras otro revisaba mi mochila y me tocaba el cuerpo buscando algo-No soy un asesino, solo vengo por lo que le pasó a mi amigo ayer-dije fastidiado-Aiden Bateman-me presenté sin ganas, los policías ya me daban asco.
EL policía repitió mi nombre por radio mientras el otro revisaba una lista en su cuaderno. Enserio que es todo esto? ni que fuera a ver al presidente.
-Oh si, señor Bateman, discúlpeme-se alejó con expresión un poco abrumada-si, si pase-abrió las puertas al poner un código como de 10 cifras. La compuerta comezó a abrirse lentamente dejando  la vista el enooorme edificio espejado.
-El objetivo va en camino-murmuró al radio.*Objetivo?*me pregunté, me di vuelta para hacerle saber que lo escuché, eso lo puso más nervioso.*Ni que lo fuera a matar*
-Siga por favor es en la oficina 213-me acompaño una oficial hasta el asesor, en el cual cabían 10 personas y una mesa de pul fácilmente. 
-Que es lo que exactamente hacen aquí?-le pregunté mientras subíamos hasta el piso 50-es todo muy...lujoso?-
La oficial se quedó cayada en un rincón sin mirarme, o estaba tan desfigurado que me tenían miedo o algo raro pasaba.
Las puertas se abrieron y ella volvió al ascensor dejándome solo en un pasillo sorprendente mente largo y vacío. Si esto no fuera la vida real diría que es un juego de terror en donde me puede salir cualquier cosa.
Caminé o casi corrí al imaginarme eso, hasta que llegué a una gran puerta de vidrio. Una camarita a mi derecha hizo zoom con su lente y la puerta se abrió
-Okey..-me dije algo desconcertado. Seguí caminando por otro pasillo esta vez con mas personas en las oficinas
-200..201..202-  seguía mirando el numero de puertas concentrado de no pasarme-212-
De golpe choqué con alguien y tropecé,*gracias señor, caerme es lo que faltaba*
me voltee a ver de mala gana y ví que era un chica..y que chica*papá...y yo ahora justo parezco Franquenstein* me giré y seguí caminando disimulando lo nervioso que me puso, esos ojos eran de verdad? naah

-Bueno.. perdón. La próxima fíjate que tenes al frente- me dijo algo enojada lo que me dio gracia pero no me di vuelta. 
cuando me di cuenta estaba en el 220, así que me tuve que volver al 213 como un gil.
Entré por fin y adentro estaban varios hombres de traje sentados en un mesa muy larga
-Señor Bateman pase- la puerta se cerró atrás mio e hizo un sonido raro-siéntese por favor-había una silla vacía al frente mio, dudé pero me senté dejando mis cosas a mi lado.
-Vengo para aclarar lo de mi amigo Dean, ayer fue asesinado injustamente por uno de sus policías-dije tratando de controlarme-y resulta que tienen en descaro de declararlo un asesino, vendedor de drogas, que más van a mentir?-apreté mi puño y mis dientes tratando de calmarme-Por que me están siguiendo desde hace meses? no crean que no los reconozco-señalé a varios de ellos que se rieron con nerviosismo.
-Señor, nos cree acosadores?-se rió el más viejo de ellos-por que haríamos eso?-preguntó divertido
-no lo se, eso quiero saber-dije serio-no se lo comenté a nadie no se preocupen-ellos se pusieron serios de nuevo y se miraron entre si-Por que me quisieron llevar cuando estaba inconsciente?-pregunté mirándolos fijo
-Señor solo hicimos nuestro trabajo, cálmese-respondió el mayor-Solo queremos ayudarlo-
-Me cago en su ayuda-contesté golpeando la mesa-murió mi mejor amigo sin razón alguna-
-Vendía drogas, tenía un arma-me cortó
-UNA MIERDA-me levanté furioso-MATARON A MI AMIGO Y QUIERO SABER QUE ES LO QUE QUIEREN DE MI-Volví a golpear la meza con fuerza.
-Calmese-repetían una y otra vez con las manos hacia delante, como si fuera a hacerles daño-Podemos hablar sobre eso mas tranquilos?-el viejo se paró y fue con cuidado hacia mi
-No hasta que limpien el nombre de Dean-le contesté-Y quiero saber por que carajos hicieron todo eso, por que me quieren a mi?!-
-El nombre de su amigo va a limpiarse-me dijo acercándose a mi-pero usted no se puede ir todavía-
eso me hizo sentir mal, un escalofrió recorrió mi espalda pero me mantuve quieto.
-Limpien su nombre-repetí firme, me di vuelta y tomé mi mochila, la puerta sorprendente mente estaba abierta así que salí.


Al llegar por una zona del pasillo divisé a la misma chica que había visto. Estaba apoyada en la pared jadeando, parecía que estaba mal.
seguí caminando par ayudarla pero se metió al baño de mujeres. me quedé pardo no sabiendo que hacer, y si no estaba mal y me corría a patadas? seguí caminando *y si estaba por desmayarse y se golpea en el inodoro y se muere?*corrí hasta el baño y estaba arrodillada vomitando en uno de los inodoros-estas bien?-le pregunté tomándole el pelo con mis manos con cuidado para que no se manchara, con la otra le sobe la espalda *Estis Bin? obvio que no estúpido*
Cuando terminó le pase papel par que se limpiara y tiré la cadena, se veía muy pálida-estas mejor? estas muy pa..-en ese instante se le aflojaron las piernas y la tomé con mis brazos para que no se cayera-ey-le dije asustado-me escuchas?-sin dudar la levanté y la llevé por el pasillo 
-EY!-la llamé a una pelirroja que caminaba al frente mio-Ayúdame, se desmayó-ella me siguió y bajamos por el asesor al primer piso
En ese momento todos se alarmaron y gritaron a los médicos-JOYCE!-todos precian conocerla 
-Vamos tráela por aquí!-me indicó un medico y llegamos hasta la enfermería.
Hasta había enfermería en este lugar, cada vez más extraño se me hacía.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario http://nuestrosdoneschevi.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por ElChoroRico el Dom Oct 11, 2015 3:28 am

Jajajajaja che Joyce vomita en la botella xD

Entré al cuarto con las hojas que me entregó la señora.
-¿Cómo te fue?- me preguntó Elise desde la cama, levantando la vista de su celular.
-Bien, me re sudé- le dije levantantando los brazos.
-No por favor, piedad- dijo ella haciendo cara de desagrado mientras se tapaba la nariz. Yo la mire pretendiendo estar ofendida y cerré la puerta luego de entrar. Elise se puso a reír mientras yo me puse a buscar ropa para cambiarme. Tire los papeles en la cama mientras me agachaba para buscar ropa interior en los cajones.
-Y eso?- preguntó Elise. Me di vuelta para ver que señalaba los documentos en la cama. Me gire de nuevo para seguir buscando ropa.
-No sé, me los dio una señora que estaba esperándome fuera de la habitación…- le respondí un poco inquieta- me dio mala vibra la doña… se me hace que me van a llevar en trata de blanca… - comenté en tono de broma, pero parte de mi pensaba que esa era la razón.
-¿Puedo verlos?- me preguntó levantándose de la cama.
-Sip, no hay problema- le dije parándome cerca de ella. Ella levantó sus lentes de la mesa de luz y se los puso para poder leer. Pasó los ojos por las líneas de texto rápidamente y luego hizo un sonido de sorpresa.
-¿Qué pasa?- le pregunte curiosa.
-¡Felicidades Aran!- me dijo emocionada abrazándome. Yo no entendía que pedo estaba pasando, le di unas palmaditas en la espalda y se alejó al darse cuenta que aún seguía sudada.
-No sabes de que se trata este programa ¿verdad?- me acusó.
-¿Debería? – le pregunté perdida.
-Sí, Aran. Este es uno de los programas más exclusivos de la universidad, y solo podes entrar si te mandan a buscar ellos. Es muy difícil entrar. Me dijeron que se eligen las personas que pueden entrar al azar- hizo una pausa- ¡Y si entras te dan un montón de beneficios!- ella estaba definitivamente más emocionada que yo.
-Supongo que debería ir entonces- me dije resignada. No tenía muchas ganas de ir la verdad, pero tengo que aprovechar todas las oportunidades que tenga. Eso me enseño mi padre, y Elise alienta. Al escuchar eso mi amiga sonrió mientras me entregaba los papeles para que rellenara con mis datos.
- Me voy a bañar y los llevo- le dije, y ella asintió. Agarré mi ropa y la puse en una mochila junto con una toalla, champo, enjuague, y un jabón. Caminé hasta los baños comunitarios de mi piso y entre en la ducha. Saqué mis cosas y abrí el agua. Me tomé mi tiempo lavándome el cuerpo. Y más lavándome el pelo, porque se tiene que salir bien todo el enjuague, sino me molesta. Luego de alrededor de 15 minutos cerré el agua y me sequé rápidamente con la toalla. Después me puse mi ropa y me dirigí de nuevo a mi cuarto. Esto  de tener el baño tan lejos me molesta, pero me lo tengo que bancar *Después de todo, estoy en la universidad que me gusta, no me puedo quejar*
Cuando llegué a la habitación Elise había resumido su estudio. Tomé los papeles y los rellené con una lapicera en mi escritorio. Luego me levanté y me dirigí a la puerta.
-Que te vaya bien con el estudio- le dije a mi amiga mientras salía.
-Suerte tú también- me dijo ella. Y salí de la habitación.
Caminé por un largo rato, pasando de edificio a edificio, tratando de encontrar el lugar donde debía entregar los papeles. Al final llegué para encontrar policías en la entrada del lugar a donde me dirigía.
-ehhh…. Vengo a entregar estos papeles- les dije mostrándoles los papeles.
-¿Nombre?- me pregunto uno de ellos sin apartar los ojos de un monitor que tenía en frente.
- Amm…  Aran Mabry- respondí insegura. El levanto la cara del monitor y examino mi rostro.
-Muy bien señorita, puede pasar- me dijo finalmente. Me acompañó hasta una sala y me dejaron con un montón de pasillos conectados a ella.
-solo vaya a la habitación que dice el papel- me dijo el policía, retirándose.
Camine por los pasillos buscando el lugar a donde debía ir por alrededor de media hora. Ya me estaba por dar por vencida cuando vi a una chica. Me pregunté por unos momentos si debía pedirle ayuda, debido a que no soy muy buena interactuando con la gente. Pero después de unos minutos de juntar agallas me acerqué.
- Disculpa- dije tocándola para llamar su atención.
-Si- respondió girándose hacia mi.
- Hola, me llamaron para que viniera por algo de una investigación... no sé con quien hablar, o si sabes algo?.. talvez? no?..- dije tratando de expresarme en una oración coherente, y fallando miserablemente. La chica trato de contenerse pero soltó una risa, yo sonreí.
-Si, en departamento de investigaciones, te acompaño si quieres estoy aburrida-
- Oh no esta bien gracias, ya voy yo- le dije moviendo los brazos en negación.
-No en serio estoy al pedo- dijo riendo y no me acompañó de todas maneras. Caminar por esos largos pasillos con alguien me calmó un poco. Después de un rato llegamos a una oficina que tenía “Departamento de Investigaciones” escrito grande sobre las puertas.
Entré y me olvide de agradecerle a la chica por ayudarme a encontrar el lugar. Cuando saliera le iba dar las gracias.
Había una gran recepción con unas señoras atendiendo en el medio.
-Quiero entregar estos formularios- le dije a una de ellas mientras ponía los papeles en la mesa de recepción. Ella los tomó y los llevó a un lugar para guardarlos. Luego trajo más papeles.
-Voy a necesitar que firme estos formularios de consentimiento, donde acepta tomar pate en experimentos a cambio de recompensa monetaria y créditos universitarios- me dijo la señora. Yo le eché una mirada rápida y firmé.
-Muchas gracias, en unos días la vamos a llamar para que empiece las pruebas- me dijo la señora.
-Gracias- dije mientras salí de la oficina. Me fijé si la chica aún estaba cerca para agradecerle pero no la encontré, así que seguí caminando hacia mi cuarto, hasta que escuché que alguien pego un grito. Me di vuelta y era un chico, quien tenía a la chica en brazos, y se veía muy mal. Me pidió que lo ayude y entre los dos la llevamos hasta el primer piso. Apenas se abrieron las puertas del asesor un montón de personas se acercaron, llamando a la chica supongo. Un médico nos condujo hasta una enfermería, donde acostaron a la chica en una camilla y la empezaron a conectar a máquinas y entubar. No sabía si quedarme o irme, pero no tuve que pensarlo mucho porque las enfermeras me corrieron de la habitación. Termine en la puerta de un pasillo que ni conocía.
-Mierda, que día más raro- me comenté a mí misma mientras me apoyaba en la pared del pasillo tratando de recordar como volver. Quería saber si la chica iba  a estar bien, pero ni siquiera la conozco. No creo que los doctores me informen de su estado ni nada por el estilo. *Que paja…*
Después de un rato de gritos se escuchó un silencio y el chico también salió al pasillo, pero se notaba que no lo hizo voluntariamente.
Lo mire de reojo y estaba severamente lastimado. Me pregunté que le podría haber pasado, pero ni en pedo le pregunto. Se podía oír a los doctores decir algo entre el silencio del pasillo, pero no pude entender mucho. Ni que chico ni yo decíamos nada, y yo todavía estaba debatiéndome si debía quedarme o irme. Me tranquilicé y me di cuenta que el chico tenía algo raro en él. Lo mire fijamente y por un momento me pareció que era como yo. El campo gravitatorio reaccionaba raro con él, lo agitaba un poco. Talvez podía controlar la materia, o el tiempo de alguna manera. *Naaa, debo estar pensando de más. Siempre hay perturbaciones pequeñas* Me di cuenta que probablemente lo estaba incomodando y aparté la mirada de manera totalmente no disimulada *Irme o no irme, he ahí el dilema*
avatar
ElChoroRico
Admin

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por PupisTodos el Lun Oct 12, 2015 4:34 am

Me quedé pensando en el encuentro que había tenido con ese chico. No supe muy bien como reaccionar, ya que fue todo muy rápido y de golpe y no supe que hacer. 
No había podido percatarme de su apariencia mucho más de su ropa, cabello y altura, era lo que había visto mejor. En fin seguía un poco molesta por ese choque eléctrico.
Seguí esperando a aquella chica que me había pedido indicaciones para llegar al departamento de investigaciones. Tomé mi celular para chequear la hora, todavía me quedaba un poco más de una hora para entrar a clases. Suspiré y me puse  chequear mis redes sociales, lo cual hacía muy seguido cuando estaba aburrida. No tenía sentido porque lo hacía cada cinco minutos y no había nada nuevo.
Otra cosa que no podía sacar de mi cabeza, y que era lo que más me preocupaba era lo sucedido con el doctor. ¿Por qué había reaccionado de esa manera? ¿Fue por lo que le comenté de tratar de despertarme? ¿Fue por haberlo hablado? ¿Será por algo externo a mi o por mi? No lo sabía y era lo que más me inquietaba.
Vino a mi mente un recuerdo de cuando tenía 7 años y mi padre solía hacerme análisis en casa en el sótano, temía que me haga eso y era doloroso la mayoría de las veces.
Luego comenzó a llevarme al laboratorio del doctor, lo que ahora es el edifico en el que me encuentro ahora mismo.




*-Hija este es el doctor, y el te hará la mayoría de los análisis a partir de ahora ya que yo podré hacerlo de vez en cuando, pero supervisaré todo- mi padre estaba vestido de traje parado junto al doctor.
-Hola nena, soy tu doctor y te haré los estudios y luego análisis, como los que te hacía tu papi en casa. Solo que mejores, si puedo presumir- dijo sonriendo estirando su mano.
Mi madre me dio un empujoncito para que respondiera a su saludo 
-Hola, me llamo Joyce- dije un poco tímida- No me va a doler como los que hace mi papa no? porque no me gusta- dije un poco tensa al recordarlo, pero de igual manera estreché mi mano.
- No nena, ahora te relizaremos estudios para asegurarnos de no hacerle nada que le provoque dolor a tu cuerpo. Y luego haremos análisis- le dio un apretón amigable a mi mano y me trasmitió confianza.
- ¿Como se llama usted?- pregunte mientras caminabamos por el pasillo
- Doctor-
-¿Doctor? ese no es un nombre, ¿tiene miedo de que me ria de su nombre?-
Su expresión cambió y sonrió causándole gracia mi pregunta. Un poco tonta de mi parte.
-Hagamos una cosa, cuando termines de hacer todo lo que vinimos a hacer tu y yo aquí te diré mi nombre. Es un juego- 
-Esta bien- dije un poco disgustada al no obtener respuestas de lo que quería saber. Pero tampoco le había dado mucha importancia.*




Ahora que lo pienso es dudoso que nunca me haya mencionado su nombre. Tampoco volví a preguntarle porque me daba un poco de cosa. No creo que siga con eso del "juego", me hubiera podido advertir de que terminarlo sería toda una vida, porque hace mil años que me hacen esto.
También recordé cuando mi padre le dio al doctor una caja de archivos con expedientes y nombres, con fotos y algunos objetos de muchas personas. Y me utilizaron para que descubriera quienes eran o al menos a donde estaban.Estaba tan desesperado por que hiciera eso, parecía que era el fin del mundo si no le decía un dirección o nombre, o calle, o hasta aspecto físico. Solo dí el nombre de algunos , y de otros solo les dije la dirección en la que se podrían encontrar en ese momento, no dí referencias físics ni domicilios, ahora si me lo pidieran no lo recoradaría, tendría que hacerlo nuevamente.. no me gustaba que me utilizaran para eso por mis .. cosas. Aunque siempre lo hacían, siempre me pedían cosas así. Hasta varias veces tuve que ir con el cuerpo de policias haciéndome pasar por uno de ellos para ir a traer a esa gente que sabrá dios que hicieron, eso era lo que menos me gustaba.




Salí de mis pensamientos y volví al mundo real. Siempre perdí demasiado tiempo en mi cabeza.
De la nada comencé a sentir mareos, dolor de cabeza, me costaba respirar, de repente empecé a sentir que se me subía algo por el pecho, sabía que era ese síntoma .. y...
Corrí al baño de damas que gracias a dios estaba cerca. 
Lancé todo lo que tenía en el estómago. Todo lo que había desayunado. Por dios fue horrible..
Paso esta vez demasiado rápido. ¿¡Que carajos pasaba conmigo!?
-¿Estás bien?- preguntó una voz masculina detrás de mi. Sentí que tomó mi cabello mientras masajeaba mi espalda. Y mientras yo seguía vomitando, me sentía muy mal.
Terminé y sin necesidad de darme vuelta me pasó papel para limpiarme y rápidamente tiró la cadena del inodoro.
Lo único que pensé en ese momento fue que fue realmente caballero y amable. Que lindo gesto, no todos se animan a hacer eso.
Me levanté como pude, luchando por mantenerme despierta y consciente, se me partía la cabeza y sentía que ne cualquier momento me iba.
 Quería agradecerle por ayudarme pero apenas pude ver quien era, y si.. era el chico con el que había tenido ese encuentro, no tuve ni tiempo de ponerme nerviosa, ni comenzar a tartamudear. Por lo poco que pude ver tenía algunas heridas en su rostro, pero era demasiado lindo y no le quitaban su encanto por más que estuvieran ahí. Ya el segundo encuentro y encima le había contestado un poco enojada, y encima me ayudaba. Me sentía una mierda, que vergüenza. No
Creía haber entendí algo de lo que dijo, pero no lo hice y mi mente y vista se volvieron una oscuridad inmensa.




*************************************************************************************




Abrí los ojos repetidas veces.. no lograba enfocar nada, se veía muy fuerte las luces y todo lo demás borroso.
Tardé mucho en poder enfocar algo conciso y lo primero que ví fue a mi padre, madre y el doctor encima mio.
-Joyce!!- gritaron prácticamente al mismo tiempo. Me aturdieron y me hicieron doler la cabeza, a la vez un aparato al que me tenían conectada hizo un sonido el cual alarmó al doctor.
-Basta, tranquilos, hacen que empeore! - dijo irritado
- Tu cállate es mi hija!- contestó papa furioso
-Ma.. que pasa? - pregunte debilmente, me costaba hablar un poco
- Te desmayaste Joyce, pero estás bien gracias al doctor, tu cuerpo esta bien- me quedé sorprendida porque estaba atenta a lo que decí el aparato, y ni siquiera se había fijado en mi. Le importaba mas aveces mi cuerpo que mi salud.
-Sáquenme esto de la nariz!- lo arranqué y dolió un poco pero no importó, estaba furiosa. Todos se alarmaron y me trataron  de sujetar, diciendo que no me sacara ni desconectara nada.
-Las pelotas loco!- grité enojada. 
Logré soltarme de las dos enfermeras que intentaban sujetarme y luego mi madre intento tapar la puerta pero la empujé y logré salir. Escuché que justo mi padre grito por su estéreo que me traigan. 
Salí corriendo y me dirigí hacia un habitación. Me choqué de frente a Mike.
-Mike!- lo abracé exaltada y aliviada  - ayúdame, ven cállate, que no sepan que estoy aquí- lo empujé del pecho llevandolo hacia dentro alarmada para ue nadie me viera.
-Aquí esta!!- gritó un oficial que entro por una puerta que estaba atrás y detrás de el entraron 3 más y por la puerta del frente entraron 4.
-Mierda dejenme!!- grité enojada, ¿por que me querían llevar?
- Mike! diles que no me lleven, que estoy bien!- lo agarré de su rostro y clavé mi mirada en la suya tratando de hacerle ver que estaba bien realmente.
- Oficial, de la orden- dijo uno a mike
- ¿Oficial?- Lo miré confundida
- Me ascendieron hoy.. y eso iba a contarte justo ahora, sabes que es muy importante para mi.. y justamente por eso espero que entiendas que tengo que cumplir con mi trabajo ahora que soy oficial- sonó algo triste pero no .. no era suficiente
- Me estás jodiendo pelotudo?! Mike soy yo que mierda?- 
- Oficial Storm- lo apresuró el otro policia 
Mike me miró fijmente, un poco.. triste y luego asintió con la cabeza.
Me quedé tan sorprendida que reaccioné pegandole una patada en los huevos - Hijo de puta te importa más un trabajo!- estaba super furiosa con el y con todos. Me llevaron alsando y mike se reincorporó del suelo y me llevó esposada de vuelta. Yo me movía y pataleaba como podía pero el obviamente me superaba en fuerza y tamaño, eso me volvía más loca porque hacía verme una completa inútil. Vi que estaba el chico que me había ayudado parado junto a otra chica. Que raro.. otra vez haciendo el ridículo por tercera vez, encima tengo la habilidad de hacerlo cada vez mejor, ahora hasta escoltada por la poli. Encima mejor, me llevaba el puto de mi novio o ex novio esposada Evil or Very Mad
avatar
PupisTodos

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por Admin el Lun Oct 12, 2015 9:14 pm

Cuando la deposité en la cama me hice a un lado para que los médicos trabajaran sobre ella rápidamente. Parecían realmente preocupados sobre su salud, sus caras eran realmente tensas y hasta podía notar que temblaban como hojas.
-Tiene que irse ahora-me ordenó uno de ellos-ahora mismo-repitió empujándome hacia la salida
-Okey okey-le dije levantando las manos en son de paz, no quería generar más problemas ni desconcentrarlos en su tarea-estaré afuera-le dije al médico pero el ya me había cerrado la puerta en la cara.
Suspiré frustrado y me dirigí hacia uno de los pasillos todavía pensando en todo lo que me había pasado desde que entré al edificio. Todo era muy raro, me sentía muy inseguro estando en ese lugar después de lo que me dijo el hombre,sobre no poder irme.
Divisé a la pelirroja que estaba al parecer esperando a saber algo de la chica, tal vez se conocían.
Me apoyé sobre la pared fría y blanca cerca de ella, no sabía si decirle algo o no molestar, pero tenía muchas dudas sobre todo y tal vez ella podía ayudarme.
Cuando quise hablarle me di cuenta que me miraba fijo y me puse intranquilo, seguramente miraba mi cara toda "parchada", si..daba pena ademas de que estaba vestido como así noma.Tomé mi celular y me puse a escribir por whatsapp tratando de disimular que estaba incomodo por ser observado, al pedo por que no tenía Internet. 
-Mm..la conoces?-pregunté y aclaré mi voz-a la chica-le señale por el pasillo refiriéndome a la que habíamos ayudado. La miré por fin, parecía más joven que yo no creía que trabajase aquí.
-Nop, solo me ayudó a llegar a este lugar-respondió parecía buena y desdí preguntarle más.
 -Sabes que es este lugar?, me refiero a que..es todo muy raro-le comenté
-Si, a mi también me parece raro-me confesó pensativa
-Y por que estas aquí?-seguí preguntando, me alegraba que alguien me entendiera y que no fuera solo yo el loco.
-Ellos me buscaron-respondió-me dijeron que me iban a pagar y dar créditos para la universidad si formaba parte de una investigación- 
-Investigacion?-pregunté-sobre qué?-cruce los brazos sobre mi pecho, algo me precia que no estaba bien. *Si es una estudiante y le ofrecen tanto cambio por ayudarlos..es raro*
-Algo sobre cura para las enfermedades, relacionado con el ADN..creo-contestó viendo en un papel que parecía que le habían dado.
Le iba a decir que le lo enseñe pero unos gritos se escucharon por el pasillo
-SUELTAME!-se iba escuchando más fuerte a medida que se acercaban al parecer por el pasillo donde estaba la enfermería.
Un grupo de policías llevaban a la fuerza a la misma que había llevado desmayada. 
Me cerqué al grupo con prisa-Ey! que le hacen?- les dije acercándome-déjenla! acaba de ser hospitalizada-
-Y quien eres tu?-preguntó uno de ellos poniéndose al frente mio tratando de asustarme-aléjate-me dijo apretando los dientes, noté que tenía una mano sobre el arma
Uno de ellos lo apartó del frente al policía y se puso delante mio-Nos conocemos?-me preguntó. Claro que si nos conocemos, no me olvidaría de ese rostro por el resto de mis días. Un fuego recorrió mi cuerpo, sentía que hervía de bronca-HIJO DE PUTA!-le grité y sin pensarlo le partí la cara de un puñetazo que logró que todos los demás policías se lanzaran contra mi tirándome al suelo con fuerza, sostenían sus armas contra mi.
-Llevensela-ordenó a otros de ellos limpiándose la sangre de la nariz. Ellos agarraron a la chica que seguía moviéndose bruscamente para que la soltaran, más aun cuando vio esa situación.
-Asi que eres tu-me dijo sonriendo-Que bueno volver a verte, como esta Dean?-preguntó con sarcasmo
-HIJO DE PUTA-le grité tratando de pararme, pero ellos me apuntaron directamente a la cabeza-No digas su nombre con tu sucia boca-Es cierto, estaba cagado de que me peguen un tiro en la cabeza, iba quedar como colador seguramente, pero mis ganas de matarlo no me las quitaba nadie.
-Debería agradecerle a tu novio, gracias a eso fue mucho mas fácil que vinieras-se acercó y me golpeó en el estómago-vas a desear estar con el ahora-me dijo antes de irse por el pasillo en dirección a la enfermería-Llevándoselo-ordenó.
Uno me agarro del pelo con fuerza, otro me esposó, y otro me apuntó con el arma en la espalda para obligarme a caminar, pero ya no por donde habíamos llegado, sinó por un largo pasillo obscuro lleno de cámaras de seguridad.
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario http://nuestrosdoneschevi.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por nanupue el Miér Oct 14, 2015 2:00 am

El niño siguió tocando la puerta un rato largo y se fue, No dormí en toda la puta noche pensando en que deje al pobre niño tocando la puerta, soñé las mil formas en la que lo podían secuestrar
Me acorde de los primeros días en el orfanato cuando mis compañeros me encerraban en los baños, “que gay”
La alarma sonó a las cinco, tenia sesión 9 y a la psicóloga garrins no le gustaba cuando llegara tarde
-un ratito mas- pospuse la alarma
Volvió a sonar, volví a posponer, volvió a sonar, volví a posponer, volví a posponer…
-mierda- mire la hora, ya eran las ocho, me levante volando me puse lo primero que agarre y Salí de casa esquivando las cajas de la mudanza que todavía no había desarmado
Salí de casa mientras me ponía la campera y cerraba la puerta a la vez
vi a mi vecino jugar con una pelotita en el patio delantero de su casa,
-será…-pensé en el niño de la noche anterior tocando la puerta
-eeeu-le grite
Me miro- holaaa-saludo agitando la mano
Me acerque- estuviste tocando la puerta anoche- le pregunte señalando la casa
-aah si, era solo para saludar no importa- dijo y siguió jugando con la pelota
Una chica, que estaba más buena que el pan recién hecho, salió de la casa del niño- isack –le grito y le hizo señas para que subiera al auto
-voooy-dijo el niño- me miro y me tiro la pelota- te iba a dar la pelota como bienvenida al barrio anoche, quédatela
-gracias- le dije
Subí a mi moto y me fui, ya llegaba tarde
Cuando llega al consultorio de la psicóloga me encontré una nota en la puerta
“por problemas personales estaré de vuelta en una semanas, desde ya muchas gracias, Dr. garrins”
-qué raro- me fije en mi celular si no me había dejado un mensaje, ella siempre me avisaba cada vez que pasaba algo o tenía que posponer la sesión,
Mi celular sonó pero no era la doctora garrins
-diga- conteste
-Aarón? – me llamo una señora
-si-
-hola soy la doctora peels  del programa de becas en el que estas-hablo
-aah si, que pasa?-pregunte
-hubo un cambio en la sesiones de terapia, la doctora garrin le surgió un problema asique voy a remplazarla hasta que ella pueda.. solucionarlo-
-ella está bien- había sido mi psicóloga desde siempre y me había costado mucho abrirme a ella, sabía todo todo de mi
-sisi, está bien no te preocupes por eso- me calmo- se que tenias una muy buena relación con ella y espera que soluciones sus problemas pronto, mientras tanto puedes venir por mi oficina, es él en piso tres del edificio del programa, así podremos seguir con la sesión de hoy
-aah está bien, voy para ahí-
-bien te espero- y corto





--------------------------------------------


-y acá que ves?- la psicóloga sostenía los típicos papeles de manchas que les ponen a los locos para que vean
-una mancha-dije mientras jugaba con una pelota que me había dado mi vecinos
-y acá?- siguió insistiendo
-mmm haber.. -Mire un poco la imagen me hice el que la analizaba lo pensé lo medite – otra mancha
Seguí jugando con la pelota
-y supongo que acá ves otra mancha- me dijo sosteniendo otra imagen
-que? Espere, no sabía que era adivina- fingí sorpresa y seguí con la pelota
-Aarón…-digo cansada, soltó todos los papeles y se apoyo sobre el respaldo de la silla rendida
-diga-
-se que no te gusta esto pero, míralo de esta forma, no podes pagar la universidad y te están dando una oportunidad única acá, esta es una de las mejores universidad y de todos te eligieron a vos para esta beca lo único que te piden a cambio es que sigas con las sesiones de terapia con las que venias desde el orfanato, es mucho pedir que seas agradecido y colabores?- me suplico
El problema no era colaborar, el problema era que había asistido  sesiones como estas durante toda mi vida desde que murieron mis padres y simplemente no tenía nada que decir, estaba arto
Quería ir a la universidad y estudiar ingeniera pero esto de no tener la oportunidad de elegir mi propia universidad me daba paja
Maldita pobreza
Pero la psicóloga tenía razón, no tenia plata y esta beca era todo lo que tenia.
-mm perdón- me disculpe – solo que eso es lo que veo, manchas en un papel
-bien dejemos los papeles entonces- se levanto y se sentó en el escritorio y miro su reloj- bueno creo que tu turno está terminando, te voy a dejar ir antes hoy, te veo el próximo lunes?
-bien – me levante y Salí de ahí
El edificio era enorme me perdía cada vez que iba a clase
Espere el acensar durante una eternidad, apreté el botón como cuarenta veces pero nada
-ese botón es el del foco –me dijo una chica por atrás después de verme apretando el botón por quinta vez
-a? – lo volví a apretar, y una luz en el techo se prendió- aa si estaba viendo si andaba
La chica paso una tarjeta por una especie de escáner al lado de la puerta del ascensor - claro-
El ascensor se abrió, entro y la seguí


-soy Aarón-me presente-te conozco de algún lado
-danna, tu vecina, la hermana del chico que te dio la pelota- señalo la pelota que tenía en mi mano
-danna y como hago para tener una de esas tarjetas vip abre ascensores?-pregunte
-no tenes una?-pregunto
-eem no. Debería tener?-pregunte
-que hacías en el piso tres entonces ¿- pregunto
-tenia psicóloga-
-pensé que trabajabas acá y habías olvidado tu tarjeta , no se supone que te deje subir con migo acá- dijo asustada y empezó a apretar como loca el numero de planta
El ascensor se abrió, dos policías entraron y fulminaron a la chica con la mirada , apretaron el numero X, la chica se puso en una esquina, parecía asustada
-idiota-murmure reconocí al que me había arrestado la noche anterior
-disculpa-pregunto
-a nada que hola-salude
El ascensor volvió a abrir pero cuando quise salir uno de los polis sostuvo las puertas,
-este ascensor es solo para el personal, la próxima usa el de estudiantes – soltó las puertas y me dejo salir, las chica y los dos polis siguieron en el.

Que había en el piso X
avatar
nanupue
Admin

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 10/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por ElChoroRico el Jue Oct 15, 2015 2:20 am

El chico del pasillo sacó su celular y se puso a hacer algo. Yo metí la mano en mi bolsillo para buscar el mido pero me di cuenta de que me lo había olvidado en el cuarto. Mientras daba un suspiro de desgano, el chico me habló. Me preguntó si conocía a la chica y este lugar, y yo le dije que no conocía a ninguno, pero le comenté lo poco que sabía de ambos. Pareció que iba a preguntarme algo más pero paró al oír gritos acercándose por el pasillo. Se escuchaban muchos pasos dificultosos y parados, como si les costara caminar. Cuando llegaron a nosotros resultó ser la chica tratando de soltarse del agarre de un grupo de policías. Antes de que pudiera analizar la situación, el chico se acercó a los policías a pedirles que suelten a la chica, pero ellos se mostraron agresivos hacia él. Uno le dijo algo que pareció molestar al chico porque le pegó una piña, y cuando hizo eso se le tiraron todos los demás encima. Mientras le apuntaban todos, el que había golpeado, le pegó en el estómago, dejándolo sin aire. Luego lo esposaron y se lo llevaron a punta de arma. Yo no supe que hacer cuando pasó todo eso, no tuve tiempo de pensar ni reaccionar ¿El chico y la chica habían causado problemas? ¿Eran criminales? O había presenciado violencia policial. No sabía qué hacer, no entendía que rayos había pasado. Pero la verdad que los policías esos no me inspiraban mucha confianza. Me alejé sigilosamente para que nadie se diera cuenta que había estado ahí. Caminé por unos 10 minutos tratando de buscar una salida de ese lugar pero no podía, y no quería pedirle indicaciones a nadie que trabajara ahí porque tenía miedo que me hicieran algo.
Después de 20 minutos buscando una salida, yendo por pasillos que no llegaban a ningún lugar, y tratando de abrir puertas que requerían una autorización especial, volví a donde estaban los ascensores.
-este ascensor es solo para el personal, la próxima usa el de estudiantes – dijo alguien desde dentro del ascensor a un chico parado fuera.
*puedo preguntarle a él como salir de este maldito lugar* Me acerqué al chico nerviosamente.
-discúlpame- le dije tocándole el hombro para llamar su atención, él se dio vuelta- ¿sabes cómo salir de este lugar? He estado buscando la maldita salida por como media hora-
-Que coincidencia estamos igual amiga-me respondió despreocupadamente.
-Ohh…-dije decepcionada- y bueno, ya que estamos en la misma ¿Quieres que busquemos la salida juntos?- le pregunté. Refería ir por ese lugar acompañada, me daba mala vibra el edificio. Él aceptó y empezamos a caminar sin rumbo, tratando de buscar una salida. El chico iba jugando con una pelotita, haciéndola rebotar mientras caminaba.
-soy Aarón- me dijo aun rebotando la pelotita.
-Yo Aran- le dije y me reí- se parecen nuestros nombres, Aarón, Aran, Aarón, Aran- repetí, pensando en voz alta. Aarón concordó entusiastamente conmigo.
-¿Y qué haces en este lugar?- me preguntó, ahora dejando de rebotar la pelotita. Mientras hablábamos caminábamos por los pasillos que me había faltado recorrer. Había caminado por todo un sector de la primera planta pero no había encontrado la salida. Lo peor de ese lugar es que no tenía casi letreros, y supongo que es entendible porque no se suponer que tengan visitas, pero me impresiona que la gente no se pierda en ese edificio mal señalizado.
-Vine porque me ofrecieron créditos y dinero a cambio de participar en un experimento- le conté señalando el papel que tenía en la mano que habla sobre el experimento- pero la verdad que han pasado muchas cosas locas hoy así que no creo que vuelva, este lugar no me da mucha confianza- le confesé.
Abrimos una puerta y llevaba hacia unas escaleras, así que nos dimos vuelta y seguimos caminando en dirección contraria.
-si, a mí también me parece raro- dijo pensativo, como recordando algo. Yo asentí con la cabeza, mostrándole que pensaba igual. Dimos unos pasos más y me paré en seco. Aarón parecía que venía jugando de nuevo con la pelota porque se chocó conmigo y se casi se cayó al piso y la pelotita salió disparada por el pasillo. Yo me di vuelta rápidamente y agarré a Aarón.
-uhhh perdón- me disculpé agarrándolo del brazo para que no se caiga- estaba en mi mundo, no me di cuenta- le explique.
-ta bien, no te preocupes- dijo incorporándose. Yo caminé rápido hacia la donde había caído la pelota, la tomé, y se la llevé.
-ahí tienes tu pelotita- le dije entregándosela.
-aay gracias-
-no hay problema. Por cierto, me paré así porque me acorde que yo entré por el segundo piso. ¿Vamos para allá?- Aarón asintió y nos dirigimos hacia los ascensores.
-No hay que tomar esos porque son raritos- me dijo apuntando a unos ascensores. Yo miré sospechosamente, primero a los ascensores, después a él, y después a los ascensores.
-ok- dije abruptamente después de ver sospechosamente a los ascensores y a él. Aarón me miró tentado y nos fuimos en los otros ascensores un piso más arriba.
-De aquí me acuerdo… creo… - dije no muy segura, pero el igual me siguió. Luego de unos minutos de caminar llegamos a la salida *maldito edificio con salida en el segundo piso*
-bueno…. Un gusto conocerte, nos vemos- le dije a Aarón y seguí caminando hacia mi dormitorio. Creo que él me dijo algo pero no alcancé a escucharlo.
Luego de un día de mucho caminar y sobresaltos, llegue cansada a mi cuarto. Busqué sin ganas las llaves en mi bolsillo y las metí en el cerrojo, pero antes de girar la llave Elise abrió la puerta.
-te olvidaste el celular y estuviste fuera mucho tiempo, me preocupaste- me dijo teniéndome la puerta para que entrara. Yo saqué la llave de la cerradura y entré.
-Perdón, fue un día muy loco hoy- le dije mientras me tiraba de espalda a la cama. Ella se sentó a mi lado y me aplastó la panza, haciéndome rebotar en la cama. –ten más cuiidaaadooo- me decía molesta. Yo me reí del echo que siempre actuaba como una madre.
-esto es lo que tengo que hacer para que me prestes atención- le dije dramáticamente- sino me dejas por tus libros- sollocé. Elise se rio de mi actuación.
-¿luego me cuentas que paso?- preguntó.
-sip, ahora me voy a dormir- le dije metiéndome entre las sabanas.
-me lo imaginé- dijo ella. Y se fue hacia su escritorio a seguir estudiando.
-neeeerd- le grité antes de cerrar los ojos, pero mientras los cerraba pude ver su dedo medio levantado hacia mí. Me reí y me quedé dormida.
avatar
ElChoroRico
Admin

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por PupisTodos el Jue Oct 15, 2015 12:55 pm


-Ya suéltame!- forcejeaba mi cuerpo para bajo pero mis esfuerzos eran inútiles. Me había llevado otro oficial algo pasó con el chico que me había ayudado. Había escuchado cuando les dijo que me soltaran pero luego no pude porque me llevaron y se quedó con Mike y otros más.
Me soltaron una vez que cerraron la puerta con llave y me sentaron a la fuerza en la silla de la oficina de mi padre.
Hubo un silencio después de que me calmara. Mi padre no dijo ni una palabra hasta que se hizo una seña con la mano para que lo oficiales se fueran, dejándonos completamente solos.
Yo solo lo miraba atenta a sus movimientos y a sus expresiones.
Estaba cansada de siempre sentir que me ven como un objeto y no como a su hija, o una persona.
- Pap..- Me interrumpió con un cachetada que dolió como la mierda. Me quedó ardiendo la cara, la mandíbula, me hizo saltar lagrimas, me asusté y me levanté de la silla. Retrocedí rápido hasta pegarme  la espalda a la pared con lagrimas en los ojos, estaba hiperventilando, entí que me salía líquido de la nariz, hasta que cayó una gota de sangre sobre mi remera..
- ¡Desagradecida!- se vino a los humos hacia mi y me tomó del cabello. Solté un chillido.
- Que haces?! Suéltame papá!- tomé de la mano con la que me agarraba el cabello e intentaba hacer que me soltara. Lo conseguí y me hice a un lado.
- Si no hubiera sido por mi, te di todo!..-
No me dí cuenta de la silla que estaba atrás mio. La misma de la que me había apartado antes, tropecé con ella y caí al suelo.
-¡¿Que te pasa?!- dije levantándome enojada y a la vez humillada. - ¡Ya estoy grande para que me pegues!-
Se dirigió hacia su escritorio y se quedó detrás de el apoyando sus manos sobre el mismo con la mirada hacia abajo. Se volteó y se quedó mirando a través de su ventana que se podía ver casi todo el edifico desde arriba hacia abajo.
-Vete, luego hablamos en casa- dijo haciendo la misma seña que le hacía a los oficiales, y con una voz más tranquilo como si se estuviera conteniendo de su ira, y entendí que si no me iba algo malo pasaría.
Limpié mi nariz con mi remera y mi dirigí hacia la puerta sin dejar de mirarlo con odio.
Salí caminando a trechos largos hacia el baño con la mirada sin apartar del suelo. Me limpié la cara y traté de quitarle la sangre a mi remera, la cual quedó toda mojada y con la sangre desparramada, era poca pero quedaba feo.
Me observé en el espejo la nariz, me dolía como la mierda, y todo mi lado derecho de la cara igual.
Sentí la puerta abrirse y me sobresalté.
- Lo que me faltaba- dije despacio para mí al mirar por el espejo y ver que era mi madre.
-Joyce, debes obedecer más a tu padre y ami, el.. se preocupa demasiado por ti- dijo desde la puerta cruzada de brazos.
- Por que tengo que obedecerlo? si me quieren aquí es por lo que tengo, no por lo que soy- seguía fregando mi remera, me estaba tomando un poco de tiempo, pero estaba quedando mejor.
- No es así!- dijo acercándose con sus tacones aguja, un poco demasiado incómodos para mi hasta de observarlos.
-Esa forma de querer no es normal. Alguien que te quiere no te hace sufrir de ninguna forma- dije enojada cerrando el grifo.
- Tu sabes que lo hacemos porque es nuestro trabajo. Y tu eres importante para tu padre y para mi- me tomó de las manos mirándome dulcemente.
*Y para esta compoñía*
- Y para esta compañía- giré los ojos suspirando. Hasta ya me sabía lo que diría.
Yo seguía algo enojada, no podía cambiar de humor tan fácil.
- ¿Que te dijo tu padre?- pregunto corriendo un mechón de mi cabello de la cara poniéndolo detrás de mi oreja.
Y.. aparte de haberme hecho cagar...
- Nada, que hablaríamos en casa. Me tengo que ir a clases si es que o la perdí aún-
- De acuerdo hija, solo queremos protegerte, no podemos dejar que nada te pase- caminó hasta la puerta, la abrió y antes de irse volteó su cara hacia mi
- Eres nuestra hijita hermosa- sonrió y la puerta se cerró detrás de ella.
Si.. si... la mochila.. lo que digas.
Me miré por última vez en el espejo. Hablando de mochila, me acordé que tenía una cosmetiquera que estaba ahí desde siempre y nunca la abría, ni mucho menos usarla. Tomé de mi mochila y la saqué. Me fijé bien que cosas tenía, no eran muchas pero servían para arreglarme un poco.
Tomé un poco de polvo compacto, lo puse mas que nada en la nariz. Un brillo labial rosa pálido y ya que lo tenía ahí me puse un poco de rimmel. Ya estaba un poco mejor.
Cuando me dirigí  la salida escuche un ruido en uno de los baños, y justo salió Isabella de uno de ellos.
Eso significaba que estuvo ahí todo el tiempo escuchando.
- Bella..- vino a saludarme con un beso en la mejilla.
-¿Como estás mi amor?- dijo yendo al espejo a llenarse los ojos de delineador café y pintarse los labios de rojo carmesí.
- Bien.. algo. Escuchaste todo que no?- *noo.. estaba cagando tapándose los oídos*
-No te preocupes mi vida, no digo nada - dijo tirándome un beso después de ponerse el labial.
- No no, no es porque digas algo- dije meneando la cabeza. No tenía ganas de explicar
-Ya fue, tengo clases pendeja, nv a la salida si es que no me voy a la mierda de acá-
-Ay como te pintaste hija de puta, estás re linda!-
- Callate bolu, estaba hecha un desastre. Aparte se me van  vencer esas pinturas si no las uso- dije haciéndome un rodete y riéndome de la forma de hablar que tenía siempre.
- Mmm.. por que? que habrás estado haciendo zorra- me dio una nalgada.
Me sobresalté y me reí. Me ponía un poco incomoda pero me terminaba dando gracia.
-Me voy!-
- Bueno perrita, nos vemos esta noche? Voy a tu casa o ven a la mía y hacemos algo- salimos juntas del baño y miré hacia donde tenía que ir a clases.
-Dale dale, te aviso- dije caminando hacia mi salón y subiendo mi pulgar.
-Ricaaaa!!!- dijo gritando y vario se dieron vuelta
Ay dios mio alguien calle a esta mujer..  Arrow  Arrow

Llegué al salón y lamentablemente pero como era además obvio era tarde.
Me senté atrás sin hacer mucho ruido. Saqué mi cuaderno y lapicera y comencé a tomar apuntes de lo que decía la profesora.
Fue algo larga la clase ya que era la introducción a la materia y bla bla.

Salí del Ecin. Subí a mi auto que me dio mi padre, tenía una colección de todo, pero no me interesaban mucho. Me interesaba más lo que tenía dentro, el motor, tuercas, etc.
Conducí hasta mi casa subí y preparé la bañera para darme un baño. Me quedé por horas ahí escuchando música de mi celular.
Recordé el chico que me había ayudado y a la otra chica de cabello rojo. Que habrá pasado con ellos? Tal vez no les interesaban las clases o lo que les ofrecían.
Un mensaje de Whatsapp me distrajo de mis pensamientos y de mi relajado baño.
Mike.. Mad

Mike ❤: Joyce
Mike ❤: Estas???
Mike ❤: ehuuu
Mike ❤: Eeeehh!
Mike ❤: Eeeehh!
Mike ❤: Eeeehh!
Mike ❤: Eeeehh!
Mike ❤: Eeeehh!
Mike ❤: Eeeehh!
Yo: Que pasa
Mike ❤: Quiero verte
Yo: Ni ahí. Chau
avatar
PupisTodos

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por Admin el Miér Oct 21, 2015 12:27 am

Ese pasillo se me hizo interminable, no solo por el hecho de que me llevaban en el oscuro sino que literalmente era largo, girábamos a la izquierda, derecha y de nuevo izquierda.
Los policías seguían apuntándome con sus armas mientras me empujaban acelerando el paso, el ruido de sus botas un detrás de la otra invadían el lugar.
No tenía idea de donde me llevaban pero tampoco se me dio por preguntar, bastante me dolían mis heridas como para que me volvieran a callar a la fuerza. 
-Vas a colaborar y no vas a hacer algo estúpido por que sino te vuelo la cabeza-me amenazó uno de ellos mostrándome su arma-Entra-me empujó hacia un habitación rodeada de vidrios, seguramente blindados. Tenía la sensación de que eran espejados solo de un lado, y que podrían verme desde el lado opuesto.
-Siéntate- Una silla vacía se encontraba al frente de una mesa metálica-quieto-
me dejó solo en ese lugar, frió con olor a encierro y a algo más que no lograba descifrar. Estaba algo iluminado, las luces rojas pequeñas de las 4 cámaras de seguridad titilaban.
Me acomodé ansioso en la silla, mis manos se encontraban atrás de mi espalda, mis muñecas apretadas contra el metal de las esposas que ya me molestaban.


La puerta de metal se abrió y me sobresalté.
-Buenos días-saludó una chica de unos veintipico de años tal vez caminando hacia mi con elegancia, traía un largo guardapolvo blanco con el nombre "ECIN" gravado en letras azules y rojas, noté que la tapa de su cuaderno y lapicera traían ese mismo nombre.
-Excelentes-dije irónicamente, creía haber visto un intento de sonrisa que ocultó muy bien,luego  comenzó a buscar algunos papeles en su cuaderno.
-Veamos...-revisó algo y apretó la lapicera-tu nombre?-preguntó mirándome a través de sus lentes con marco negro y forma cuadrada.
-supongo que ya deben saber no?-la miré enojado-ustedes me trajeron-
Ella aclaró su voz y escribió en su cuaderno-lo siento..entonces tienes 24?-
Yo asentí perdiendo la paciencia, que es todo esto? parecía una broma, estaba esperando a que entrara mi familia, Dean, los actores, hasta los policías gritando "caíste PELOTUDO!" y que me den millones de dolares por la jodidas cosas que me estaban pasando.
-numero de DNI?-preguntó apuntando en ese cuaderno-Nacionalidad?-
-Color referido? comida favorita? animal que te gusta?-dije perdiendo la paciencia una vez más
-Lo siento pero..-
-Que mierda me van a hacer?-pregunté-que es todo esto? yo vine por algo y terminé encerrado en este lugar, me golpearon, me amenazaron-continué subiendo la voz
Ella se alejó un poco nerviosa-lo se pero..-
-quiero que me suelten de una puta vez!-me levanté tirando la silla
-Vas a hacer que te golpeen!-exclamo mirando arriba de mi, a las cámaras-voy a responder pero quédate quieto-
Asentí todavía con el ceño fruncido, tenía tanta bronca acumulada que sentía que iba a explotar
-Vamos siéntate-volvió a colocar la silla atrás de mi con cuidado y se alejó rápidamente


-Por que?..por que yo?-hize caso y me senté ya cansado de todo
-No lo se aun-dijo despacio-escucha...te necesitamos para algo importante-sabía que estaba hablando en serio por que me miraba directo a los ojos a diferencia de antes
-No puedo decirte mucho, es una investigación solamente-
-Otra vez con eso de la investigación-puse los ojos en blanco-no fui a la universidad, de pedo logre terminar la secundaria, por que me iban a necesitar?- pregunté 
-Tu y yo sabemos por que-me dijo finalmente y lo entendí, solo que tenía miedo de que sea por esa razón. Lo había estado ocultando por tanto tiempo, tratando de olvidarme que había algo raro en mi-necesitamos que te quedes a colaborar, es por el bien de todos- su voz era ahora de suplica, tan importante era eso que tenía?
-mataron a mi amigo como señuelo?-pregunté mirando la mesa
-todo salio mal, se suponía que iba a ser algo pasivo...-
-eso no fue pasivo-apreté mis dientes-son unos asesinos-


La puerta se abrió en ese momento, una chica alta y rubia entró interrumpiendo la charla, justo en el momento mas entretenido.
-Vaya vaya-sonrió al verme, su sonrisa era super blanca, como las propagandas de pasta dental-tenemos al famoso señor Bateman-sus tacos se escucharon por toda la habitación. Pude notar que la chica de lentes se disgustó con su llegada
-parece que ya todos me conocen-levante los hombros-no hospedan bien a sus invitados-
La rubia se rió algo exagerada, parecía las típicas chicas de los reality shows superficiales y locas.
-Esta chica no te trató tan bien no?-le clavó la mirada y sonrió-pero yo si trato bien a los chicos lindos como tu-se sentó en la mesa delante mio y con un dedo recorrió mi nariz, okay eso no lo esperaba.
-Podrían empezar por dejarme de tratar como un choro-le solté sacando mi cara de sus manos-se que deben tener millones de cámaras y policías como para que me escape-
-cariño nadie te esta secuestrando-se paró y sonrió picara-es que estabas portándote mal-dijo en tono cariñoso
-señora-interrumpió la otra chica antes que me violen-necesitamos proceder con los análisis-
-que análisis?-pregunté abriendo los ojos
-shhhh-me cayó la rubia-vamos a dejar eso para mañana si?-me guiño un ojo
-pero señora..-
-dije mañana-la calló-ahora vamos a dejar que se ponga cómodo, que se relaje..fue un día duro no?-
-cuando dije que me iba a quedar?-la corté-y esto si es como un secuestro, no creo que las noticias se quieran perder esta historia-
-tu no abrirás la boca-su tono fue bastante diferente, algo más serio-y si vas a colaborar, no querrás que haya mas muertes no?-
Un frió recorrió mi espalda, eran capases de todo? entonces si mataron a Dean a propósito y podrían hacer más y más.
-vamos a darte una habitación-la rubia caminaba de un lado al otro-tu relájate, mañana comenzamos oki?-
-señora en que nivel lo ponemos?-preguntó anotando en su cuaderno 
-B-
-B?!-preguntó sorprendida-el solo actuó así por su amigo, no creo que sea violento..-
-dije B-repitió irritada-búscale la habitación, dale ropa y comida, cura ese hermoso rostro-me sonrió
Yo ya no sabía que decir, temía que si hacía algo podría pasar cualquier cosa a estas alturas
-Ah! y te invito a la fiesta de hoy a la noche-me dijo abriendo la puerta, los policías me buscaron y me obligaron a avanzar por donde vinimos-te espero -me guiño de nuevo un ojo y se perdió por el pasillo, el ruido de sus tacos retumbaban, hasta que se alejó.
 
 -Vas a hacer lo que te digamos..sino Mary creo que extraña a su hijo, podríamos hacer que se vean -se rió. Uno de ellos me empujó con fuerza para caminar por el pasillo, me dolió el alma de solo pensar que la mataran por mi culpa.


Subimos a un ascensor, que esta vez descendió al presionar un botón "B", la flecha indicaba que bajábamos y bajábamos.
-Tranquilo-me dijo la chica de guardapolvo, parecía que notaba lo nervioso que estaba
Las puertas por fin se abrieron-por cierto me llamo Eva, a partir de ahora estoy a cargo de ti-
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario http://nuestrosdoneschevi.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por ElChoroRico el Miér Oct 21, 2015 2:54 pm

Abrí los ojos y sentí un escalofrió recorrer mi espalda. Me levanté y me encontré en una habitación que nunca antes había visto. Estaba sentada en una camilla, con solo una bata azul cubriéndome. Las paredes blancas estaban vacías, y el cuarto se llenaba maquinas extrañas y estantes que tenían utensilios metálicos. En el techo había monitores y luces que apuntaban hacia mí. A mi costado había una bandeja llena de objetos metálicos y punzantes. El blanco y el frio de la habitación eran muy intensos, tanto que no podía ni ver bien por el brillo de las paredes y el suelo. Muchas personas empezaron a entrar a la sala. Todos estaban con máscaras blancas, y gorros y ropa azul.
-despertó- dijo un hombre al cual solo se le podían ver unos ojos vacíos.
-que hago aquí?- pregunté asustada, pero nadie me respondió. En vez de eso, cuatro personas me tomaron, uno de cada extremidad. Yo traté de soltarme de su agarre pero no podía, me movía bruscamente de un lado a otro pero no había caso. El hombre que hablo al principio se acercó a mí sosteniendo una aguja. Yo me empecé a desesperar y a moverme más rápidamente para soltarme, pero no podía. En ese momento me di cuenta que no había otra opción. El aire en la habitación se empezó a hacer difícil de respirar. Los monitores y luces se empezaron a caer al piso, y los estantes a doblarse y aplastarse. Yo me empecé a aplastar contra la mesa donde estaba. Me empezó a faltar el aire porque se estaba comprimiendo mucho mi caja torácica, pero las demás personas no se inmutaron. Seguían agarradome sin darle importancia a lo demás, y el señor con la aguja empujó la jeringa contra mi piel.

********************++++++++++++++++****************

Luz entró rápidamente a mis pupilas mientras me desperté en mi cama.
-maldito sueño caca- me dije mientras me destapaba. Miré al costado y Elise estaba sentada en su cama viendo películas de Netfilx desde su laptop.
-linda siesta tomaste- dijo Elise sin quitar los ojos de su laptop.
-noo, tuve un sueño horrible- dije recordando las imágenes que aún estaban frescas en mi mente- no quiero ir a la investigación más Elise, no parecen de confiar esas personas. Además ¿qué pasa si se dan cuenta de lo que soy?- le confesé preocupada. Elise le se levantó de su cama y se sentó a mi lado en la mía.
-pero dijiste que no había forma de rastrearlo, que nunca se dieron cuenta los doctores que hay algo distinto- me dijo ella confundida.
-sí, pero estas personas tienen cosas más avanzadas ¿qué pasa si se dan cuenta?- le pregunté, pero ya me imaginaba la respuesta- no quiero arriesgarme-
-si te tiene preocupada mejor no vayas, es mejor prevenir que lamentar- me confortó Elise-¿pasó algo que te hizo cambiar de opinión?- me preguntó. Yo asentí y le conté lo que había pasado más temprano. Como me habían hecho firmar sin contarme de que se trataba el experimento, y sin decirme que tengo que hacer para participar en él. Sin decirme porque me habían buscado en primer lugar. Y después como los policías habían usado exceso de fuerza para llevar a los dos chicos.
-tienes razón Aran, ese lugar no parece de fiar-dijo pensando- luego te acompaño a decir que no vas a participar más ¿Te parece?- me propuso.
-si por favor, y gracias Ely- le dije sonriendo. Ella también sonrió.
-para eso están las amigas- me dijo. Se puso a pensar un rato -¿Estas muy estresada o quieres salir esta noche?- me preguntó después de un minuto de deliberar en su mente.
-mmm… ¿a donde tienes en mente ir?-
Elise me comentó que había que casi todos los de la uni se iban a ir a bailar. Se celebraba el aniversario de ENCIN, habían pasado 10 años desde que llevan a cabo investigaciones, y a la noche iba a haber una recepción para los ejecutivos del edificio de investigaciones. A la madrugada los chicos de la universidad iban a salir a tomar unos tragos, bailar, y más.
-¿quién te dijo?- le pregunté curiosa.
-un grupo de chicos me invitaron a “divertirme con ellos”-dijo sarcásticamente- pero ¿qué te parece si vamos nosotras?- me preguntó- puedes decirle a tus amigos que vengan, yo le dije a algunas de las mías, así vamos todos juntos- agregó.
-Ohhh Elise, por un momento pensé que me estabas invitando a una cita- le dije con voz de decepción y ambas nos reímos- sip, vamos. Le voy a decir a Derek que venga.
-genial, vamos a prepararnos entonces- dijo ella- tal vez te ayude un poco a relajarte- me dijo mientras se levantaba.
-me voy a bañar ¿Qué te vas a poner?- me preguntó mientras corría sus dedos por las perchas.
-mmm… no se- dije levantándome de la cama- lo que sea- le dije viendo cuales vestidos estaba viendo.
-siempre es lo mismo contigo Ary- me reprendió – yo te voy a elegir la ropa entonces-
-ñaa~ como quieras, pero que no llame mucho la atención- dije resignada. Ella se eligió para unos zapatos plateados con un vestido rojo pegado al cuerpo, y  completó su atuendo con una cartera plateada. A mí me eligió un top blanco de encaje y una pollera negra tiro alto. Me pasó unos tacos negros y una campera de cuero que me llega a la cintura.
-me voy a bañar- dijo mientras tomaba sus cosas para irse. Yo me puse la ropa y me tomé unos mechones de pelo con una trabita.
Agarré mi teléfono y marqué el número de Derek.
-hola?- dijo él.
-ola k ase?- lo saludé.
-jaja nada y tu?-
-me preparo para una ir a bailar ¿quieres venir?-
-cuando es?-
-en un rato. Te mando mensajes cuando llegue Elise, ella es la que sabe-
-ok, me voy preparando-
-okii, nos vemos-

-nos vemos- se despidió y colgué.
Me puse un poco de labial y me delinee los ojos mientras esperaba a Elise. Cuando llegó le pregunté los detalles de donde y cuando era y se los mandé a Derek por mensaje.
Salimos con Elise hacia el club “Jai Ci” y esperamos a que Derek y las amigas de Elise llegaran.
avatar
ElChoroRico
Admin

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por nanupue el Vie Nov 13, 2015 5:45 pm

Aron
Después de por fin haber encontrado la salida de ecin  fui directo a casa, estaba muerto de sueño y planeaba dormir todo el día
Entre a casa, la puerta estaba abierta, los sillones fuera de lugar los cuadros dados  vuelta
-pero que mier..-escuche un ruido arriba en mi habitación
-holaa?- grite, agarre un paraguas- voy a llamar a la policía
Subí las escaleras lentamente, fui hasta mi habitación y asome la cabeza para asegurarme de que no hubiera nadie adentro,
Nada
Entre a la habitación la ventana estaba abierta
Alguien me agarro por atrás en un tipo de llave no podía moverme, forcejee, caímos al piso,, el tipo llevaba una media en la cabeza, sin armas, quien entraba a robar a una casa sin armas?
-Voy a matarte- le grite, me tire encima de el
-Para mierda- me gritaba mientras se ¿reía?
Esa voz se me hacia conocida
-soy yo idiota-se saco la media de la cabeza
Jake, mi mejor amigo del orfanato estaba abajo mío con la nariz sangrando, era con el único que había mantenido contacto a pesar de que lo habían adoptado ya hace mucho
Se había convertido como en un hermano para mi
-quee?- le grite mientras salía de encima de e l–no vuelvas a hacer esto, te podría haber matado
-uy si uy si- dijo con las manos arriba
-que haces acá?- pregunte
-vengo a visitar a mi amigo- me abrazo torpemente mientras bajábamos las escaleras – y a pedirte un favor, si puede ser
-depende- nunca me pedía favores pero cuando me los pedía eran grandes y terminaban conmigo metido en problemas
-depende de que ¿-pregunto abriendo la heladera
-tengo que moverme ¿–
-increíblemente no, necesito quedarme acá unos días están fumigando mi depto – saco una manzana de mi heladera
- te vas a quedar aunque te diga que no, asique mi casa es tu casa ameo -hice señas de bienvenida
Nos tiramos a ver tele durante horas
-Voy a ir a la casa de unos compañeros de la universidad , venís- se levanto del sillón
- me estas preguntando o me estas obligando - seguí viendo la tele, no me agradaban sus compañeros, siempre metiéndolo en problemas
-Te estoy obligando- intento levantarme,
-bueno bueno ahí voy-
Nos cambiamos, jake se había cambiado de remera como ochenta veces
--------------
el olor a marihuana me pego una piña en la nariz a penas puse un pie en ese depto
-no te quiero ver probando de eso-me advirtió jake
-ya no hago esas cosas- le golpee la cabeza despacio por atrás
-jakiii- grito una chica desde lejos, parecía borracha
Me reí de la forma en la que llamaba a mi amigo, odiaba que le digan así
-ve jakii ve con esa perra y dejame sola- dije con la voz mas aguda y gay que podía hacer, me hice la ofendida y me fui moviendo mis caderas
Danna Mi vecina, la chica que me había encontrado en ecin estaba sentada en uno de los sillones sola
Me acerque- hola
-hola- saludo y siguió mirando su teléfono
-puedo sentarme acá?- pregunte sentándome
-ya estas sentado- me señalo
-que miras- señale a su celular
No me contesto
-debe ser importante- susurre- es algo así como un secreto o..
-ya me voy- me interrumpió se levanto del sillón  y salió de la habitación
-a si bueno un placer volver a hablar con vos- dije sarcásticamente hablando solo
Algo brillo contra mis ojos, mire al almohadón del sillón, había un frasquito, lo abrí, estaba lleno de pastillas, Sali de la habitación pensando que talvez podían ser de Danna
La busque en el pasillo que estaba entre los departamentos pero no estaba, vi a un policía viniendo por el pasillo, empecé a caminar en dirección contraria, tenía que avisarle a jake que había polis en los deptos  si se enteraban que estaban fumando yerba y otas sustancias iban todos presos
-espere ahí- me grito apuntándome con su linterna
Me di la vuelta- que yo?- pregunte
-ve alguien más en este pasillo?- parecía enojado, se acerco y empezó a palparme
- tranquilo – me intente alejar
-contra la pared- me empujo, hice lo que me dijo, no quería tener problemas
-no entiendo nada yo solo estaba buscando a alguien cual es su maldito problema?- gritaba  mientras me registraba
-hay una desaparecida, estamos buscando, un anónimo dijo que estaba acá-termino de registrarme y me dejo acomodarme
-bueno claramente no soy el secuestrador – todavía tenía la cajita de pastillas que había encontrado en mi mano
-de quien es eso?-pregunto mirando la cajita
-de una amiga estaba buscándola para dars…
Lo último que recuerdo es su pistola contra mi cabeza, después de eso todo se volvió negro
“yo solo quería devolverle las pastillas a danna
[/size][/size][/size]”
 bounce  Rolling Eyes
avatar
nanupue
Admin

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 10/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por PupisTodos el Sáb Nov 14, 2015 5:51 pm


Salí de la bañera choreando toda el agua. Tomé un toalla y me la envolví en el cuerpo, la ajusté a un costado para que no se cayera. Llegué a mi habitación y abrí mi ropero y tomé ropa interior nueva que seguía en su caja, me la habían regalado por mi anterior cumpleaños. Todavía no la había usado y iempre la veía en la caja y me daba fiaca usarla.
Ahora que recordaba... faltaba poco para mi cumpleaños, lo cual me embolaba porque era un día normal, común y corriente para mi.
Tomé la caja y saqué la ropa interior y me la puse.
Me puse la toalla en la cabeza haciendo un turbante con ella y me tiré en la cama. Estaba agotada, tenía ganas de dormir toda la tarde después de ese baño...
Creo que me dormí media hora y me levanté con dolor de cabeza por la toalla. Tomé rápido mi celular y me fijé la hora.
Eran las 20:47 p.m pensé que era más temprano.
Me fijé y tenía mensajes de Bella y Sophie en nuestro grupo de whatsapp.


Bella: Eh pendejas salgamos!!!!!!! Very Happy
Soph: Siiiiii, vamos a Jey Ci a otro no voy
Soph: ♥
Bella: Bueeee que raro la amante de Jey  scratch
Bella: No me gusta mucho se llena de gente. Y la musica tampoco
Soph: Estás loca nenaaaaa
Soph: Es re Cool asi como nosotras  Cool
Soph:  Va como yo, ustedes no. Plebeyas inmundas
Bella: Allá putaaa!
Bella: Voy solo por el alcohol y por que va Joyce. No Joyce?
Soph: Me amas zorra y lo sabes jajaja
Soph: Joyceeeeee vamos!
Yo: Dejen de bardear gilasss
Yo: mm.. no sé.. no tengo ganas de salir y no tengo plata
Soph: Oohhh vamos por fa! te compro todo yo
Soph: Aparte que no vas a tener plata hdp! Sos Joyce Degener, oseaa.. Sacale un auto a tu papa y vamos!
Bella: Yaaaaaa la trolaaa haciendo maña para no salir
Bella: Vengan  mi casa y nos ponemos divinassss
Bella: Vamos Joyce te voy  vestir bien sexy! Ya fue Mike
Soph: Si cla, todo por que te lo quieres comer tu jajajajajajaja
Bella: Callate estupida. Joyce sabe que sí la charlo. Es mi ricurita Joyce, mi amor.
Yo: jajaja que pendeja
Yo: mmm bue.. pero no me paguen ya voy a conseguir
Yo: nada que ver, mi padre es el que tiene plata. Yo solo soy yo
Bella: Bueno vamos en tu auto entonces, no le pidas al señor Degener.
Yo: naa! estamos peleados, vamos en el mio
Soph: Cierto que te regalaron tremendo autaso!
Yo: Vengan  mi casa. a las 22 pidamos pizza. No quieren que nos quedemos  a comer pizza y ver pelis??
Bella: Noooooo! Se sale perritaaaa vamos a mover le trasero un rato por fiss
Soph: Vamos quedé en encontrarme con un chico! No me dejen sola
Yo: Bueno vamos


Suspiré. Para qué había visto el maldito whatsapp. Ni ganas tenía, pero iba mas que todo para tener la cabeza en otra cosa después de este día asqueroso.
Me levanté y fui hasta mi ropero para ver que me ponía... esta era la peor parte, tener que ver que me ponía.
Estuve como mil años probándome y sacándome cosas. Ninguna me convencía.
Opté por ponerme un short estampado con figuras geométricas de colores turquesa rosado y negro. Para arriba me puse un top musculosa de color turquesa con vuelos. En los pies unas sandalias negras con tachas en dorado.
Me puse la bata de baño y me fui a secar el cabello y me lo alisé. Luego me pinté con un smookey eye. Me puse un poco de perfume, mi preferido "Si" de Armani.
-Listo-
Bajé las escaleras para abrirles a las chicas. Bella obviamente estaba vestida super provocativa.
-Vamos- tomé las llaves de mi auto y nos fuimos

********************************************************************************************************************
Llegamos y bajamos en la entrada, había una cola enorme y todos nos miraron cuando llegamos, odiaba que hagan eso.
-Menos mal que vinimos en tu auto, mira como nos miran-
-Que va a ser el auto Bella, eres tu- Aveces me molestaban sus comentarios era tan superficial. Encima miraban tremendo escote y el corto de su vestido.
-Ay tontis- me dijo riéndose como si le hubiera dicho un halago.
Un hombre me izo señas de que no podía dejar el auto allí.
-Chicas vayan entrando yo voy a correr el auto-
Entré en el auto y lo aparqué en un lugar más alejado, estaba un  poco más lejos de la entrada pero no quedaba de otra.
Cuando llegué ya habían entrado así que me apresuré a buscarlas adentro. Pero ni loca las encontraba con la cantidad de gente que había.
(Se recomienda poner este video a partir del minuto 0:40 en adelante por favor) JAJAJAJAJAJAJA perdón me dio gracia xD
https://www.youtube.com/watch?v=zZjSX01P5dE


Estaba sondando música de reggaeton muy pegajoza, no podía evitar bailar.
Por un momento era más tranquilo estar sin ellas, siempre querían ir de un lado a otro y no podía bailar tranquila que era por lo que iba en primer lugar.
No me iba a gastar mucho en buscarlas, pero igual lo hice y no las encontré por ningún lado.
La música sonaba excelente y fuerte.
Odiaba pasar por cierto grupo de gente, me tocaban el pelo y tiraban besos. Putos todos.
Fui al baño y tampoco las encontré.
Me dí por vencida y me fui a la barra. Y me atendió el Barman
-Buenas hermosa- dijo apollandose sobre la mesa mirandome
-Hola si, Sex on the beach-
-Bien- me guiñó el ojo y se volteó para ir a preparar el trago.
Mientras esperaba miraba para ver si las encontraba a las chicas. De pronto ví que pasó un chico que se me hacía conocido. Ese chico lindo... del edificio?... Na, no sé no creo.
Era parecido..
Senti que me tocaron el hombro suavemente.
-Señorita- me extendió el vaso con el trago
-Gracias, ¿cuanto es?-
-Nada-
Me reí porque me parecía extraño
-En serio cuanto es-
-Nada, yo te invito-
Lo miré dudando porque eran raras sus intenciones.
-Seguro?-
-Más seguro que en toda mi vida- dijo sonriendo
- Bueno, gracias te lo voy a pagar igual más tarde cundo averigüe en las otras barras cuanto sale-
Me fui un poco mas adentro de la multitud para ver si por el amor del señor podría encontrar a esas pendejas.


 
avatar
PupisTodos

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por Admin el Mar Dic 22, 2015 2:44 pm

Subimos a un ascensor, que esta vez descendió al presionar un botón "B", la flecha indicaba que bajábamos y bajábamos.
-Tranquilo-me dijo la chica de guardapolvo, parecía que notaba lo nervioso que estaba
Las puertas por fin se abrieron-por cierto me llamo Eva, a partir de ahora estoy a cargo de ti-

Avanzó por un largo pasillo, con pequeñas luces que provenían del techo, algo tenues. Noté que habían algunas cameras que seguían nuestro recorrido vigilado por los policías detrás de mi, que apresuraban el paso.
Llegamos hasta el final del pasillo y giramos a la derecha, luego a la izquierda hasta topar con una especie de puerta metálica con una pequeña ventanilla con vidrio supuse blindado.
Eva puso un dedo en un aparto que se encontraba al lado de la puerta, esta hizo un Bip y la puerta se abrió corriéndose hacia un lado.
-Entra-me obligó uno de los policías empujándome hacia dentro de la pequeña habitación-Vas a quedarte un tiempo aquí, espero que estés cómodo- se burló
Decidí callarme la boca esta vez 
Eva entró seguida de mi-Estaremos bien, y pueden irse-les dijo-yo les aviso si los necesito-
Ellos dejaron el lugar dejándome una mirada de advertencia bastante dura, pero me dio gracia por un lado, que me trataran como un delincuente o vaya a saber que.


La habitación era bastante sencilla a comparación de todo el edificio, hasta la puerta era más sorprendente. Una cama metálica (aman lo metálico) de una plaza con un colchón bajito, una almohada típica de las que vendían por 2 pe, sabanas blancas, paredes blancas, una mesa y silla (oh por dios... metálica), al parecer un baño de 2x2 y un mueble al lado de la cama. una lampara blanca de techo colgaba arriba mio, era la única fuente de luz ya que no habían ni ventanas, sentía que me sofocaba ahí dentro, ademas que era bastante húmedo pero a la vez frío.
sip, se mataron eligiendo en diseño.
-Bueno..-dudó, me miró un momento-no es la gran cosa pero..-dijo mirando al rededor
-Eso que no viste mi departamento-levanté los hombros suspirando, realmente no tenía ganas de bromear pero se veía que ella no tenía la culpa de nada y seguía ordenes, supongo
casi sonrió pero desvió la mirada hacia su cuaderno como ojeando algo
-bueno, así que me necesitan para...-crucé mis brazos sobre mi pecho-diga nomas-
Ella se aclaró la voz-mmh...estamos trabajando en investigaciones bastante complejas, básicamente para el beneficio de la humanidad- se acomodo un mechón detrás de su oreja, se la notaba nerviosa.
-aja..-sentí-cuéntame mas- dije sarcásticamente, no me tragaba el cuentito de la salvación de la humanidad.
-Bu..bueno no puedo revelar demasiado..es algo complicado-caminó por la habitación pensando algo-sabemos sobre tu...don-
-No lo llamaría don-me ponía incomodo hablar sobre esto, especialmente cuando me recordaba a Dean-no me estaría sirviendo hasta ahora-
-Lo se, lo se!-se di vuelta-pero..eso va a cambiar-en su mirada había algo de esperanza, algo de emoción-nunca quisiste que esto que tienes pudiera ayudar a los demás?-
Por un momento me tentó la idea de hacer algo con esto que tenía, sonaba trillado pero no me gustaba mucho ser así, me trajo muchos problemas y traumas de niño, y ahora me pasaba algo como esto que me trajo mucha mierda...


Me senté y apoyé mi cabeza en la mesa-mierda-me quejé del dolor, me olvidaba de que me habían hecho cagar mil veces.
-Espera, tengo algo para esto-dijo al notar mis heridas, de su bolso sacó unas botellitas sin etiquetas.
-que es eso?-pregunté extrañado-me vas a drogar..?-
-No!-respondió sonriendo un poco-estuvimos trabajando en una nueva formula- tomo una de esas botellas y convino ese liquido con otros dos, luego de agitarlo tomó un algodón y lo empapo con eso. Lo quiso asentar en mi frente pero atiné a moverme hacia atrás-es muy bueno, te curarás rápido-me insistió-confía por lo menos en mi-
Su voz y mirada parecían confirmarlo, tal vez solo quería ayudar, además ya estaba cagado de todas formas.


Asentó el algodón suavemente sobre mis heridas, estaba algo frío y tenía un olor fuerte, pero me gustaba. En unos minutos el dolor se había ido como arte de magia, o lo que sea, pero esa cosa era muy buena.
-lol...se me pasó-dije sorprendido tocándome con los dedos en la zona
-shh no te toques-me dio una palmadita en mi mano-mm perdon-dijo al darse cuenta 
-pf, nah ni que me hubieras hecho algo malo-dije -mm gracias-
me levanté y fui al ñoba a ver que onda. Estaba limpio, tenía un espejo por lo menos aunque la luz era muy baja.
-Puedes bañarte si quieres-me dijo Eva desde el otro lado de la puerta corrediza-trajeron tu ropa, esta toda en un bolso-
-ah..okey-contesté mientras me sacaba la remera llena de sangre
senti mucho silencio, así que corrí un poco la puerta para ver si se había ido, y si.. no estaba.




Me sentía un poco inseguro, hasta me dejé puesto el boxer y que sentía que todos podían entrar cuando querían, o que había una cámara secreta en el baño o espejo.
En fin, me metí a la ducha y noté que el agua hasta salía más caliente que en mi casa.
Dejé que el agua cayera sobre mi espalda, cuello, brazos, sentía que calmaba mi dolor. Cerré mis ojos y mojé mi cabeza, por un momento traté de imaginar que estaba en mi casa, que todo estaba bien, que estaba seguro y mi mamá me esperaba con comida en la mesa, que solo mi obligación era estudiar y joder como todo niño normal.. neh pero no fue mi caso.
Cerré la llave de la caliente y deje que salga fría, tenía que darme cuenta, despertar..esto era mucho para mi, quedarme en este lugar tan raro, no me gustaba nada.




 -Vas a hacer lo que te digamos..sino Mary creo que extraña a su hijo, podríamos hacer que se vean-



La forma en la que me trataron, tratando de traerme matando a mi mejor amigo..amenazándome con Mary.. quien mierda haría algo así? estaban desesperados por tenerme, y no me tragaba lo de salvar al mundo, no me lo tragaba por que sabía como eran las personas y aquí no hay finales felices.




envolví una toalla en mi cintura y me dirigí hacia la cama, estaba mi ropa en un bolso toda un quilombo. Agarré una remera negra y jeans con zapatillas
Me acordé que la rubia me había dicho que había un supuesta fiesta, y que me invitaba a ir..Tal vez podría tratar de ir y escaparme de algún modo. Tenía pensado ir a ver a mi jefe, no había mucha confianza pero era el único que me quedaba, mi hermano era capaz de entregarme el mismo a la policía.




Noté que en mi mesa había una caja, la revisé
-Oh si...si-olía a comida, y efectivamente era una pinche ensañada con carne cortada en tozos, tenía una cuchara plástica Neutral pensé en que no pensaban darme elementos contundentes, ero cuchara con ensalada? really nigga?
ya fue, si tenía droga o veneno, me cagaba de hambre y aunque esperaba una milanga con fritas esto me venia bien.


Mientras comía con desconfianza probando con la punta de la lengua y oliendo mil veces, esperando a que me hiciera alguna reacción, opté por hacerme a la idea que me necesitaban después de todo vivo.
Miré mi celular, sin señal...genial


saron 1, 2 horas? y me encontraba pensando miles de planes, tenía plan A B C D E F G H I y hasta ahí me quedé.
La puerta hizo un Bip y entró una chica con vestido blanco bastante lindo, con zapatos plateados altos después de un tiempo me di cuenta que era Eva.
-Debería haber avisado que entraba, pero..bueno es metal y no se siente nada-
-No sabía quien eras-me incorporé en la cama
-ah! si, siempre estoy bastante desastrosa-dijo mirando a otro lado-pero bueno, es obligación ir a
 esa fiesta-
-no, es que no tienes lentes y el pelo suelto-me levanté-em..de que es la fiesta, que celebran? no me digas que es por que me pudieron secuestrar-
-si claro..-se rió despacio-ECIN cumple 10 años-
-Y que me invitan a la parranda?-pregunte-soy DJ, no les cobro nada pero me dejan ir-
-ya quisieras, sabes cuanto estuvimos para encontrarte?-me miró esta vez-pasé bastante tiempo en este lugar, deje muchas cosas importantes en mi vida-
-Bueno, los felicito, muy lindo lo que hacen che-me traté de controlar, después de todo no quería que me dejen encerrado-puedo ir o no?-


Caminó de nuevo por la habitación pensando algo
-bueno, si fuera por mi no..pero mi jefa te quiere allá, no se por que-se cruzó de brazos
-no hagamos enojar a la jefa entonces-




*************************************************************


Me sentía un vagabundo al lado de todos los invitados en la fiesta, sin exagerar se habían tomado el trabajo en comprarse ropa muy formal, estaban maquilladas y con peinados elaborados, los hombres de trajes muy fachas.
Con la decoración se habían pasado, habían mesas muy elegantes llenas de gente que conversaba todos muy tranquilos y correctos..era demasiado perfecto para mi gusto.
-que viene obama?-le pregunté a Eva que estaba a mi lado, ella se veía bastante simple a comparación de los demás, pero le quedaba bien.
-algo así-comentó comenzando a caminar hacia una gran fuente-escucha, compórtate si? no me gusta que estes aqui -
-por que te molesta?-le dije haciéndome el ofendido-puedo estar solo eh-
-no es por eso..es solo que, no se..-
-hey, relájate-le di una palmada en la espalda-vamos a tomar unas copits-la animé y caminamos hacia la multitud.


Noté que varias personas me miraban raro, pero no eran disimulados para nada
-que..tengo algo?-pregunté a Eva que estaba conmigo en una de las mesas sosteniendo un vaso, me entregó uno a mi
-Todos te conocen..además supongo que la mayoría de los que te miran son policías-
Entendí el mensaje, esperaban a me me mandara una cagada seguramente.
Bebí del vaso de una tomándome todo-y la jefa?-pregunté recordando que ella me había "invitado"
-Realmente no lo se, solo me llamó para decirme que te trajera afuera-
-bueno, supongo que debe estar por ahi-agarré unos bombones de chocolate de la mesa, tenía que aprovechar la comida buena, capaz ni me iban a dar de comer.


Repasé mi plan, una y otra vez pero tenía que actuar rápido antes de que ya no pueda tener la oportunidad.
-Eva-una voz detrás nuestro me sobresaltó
-em..hola-saludó a un chico en traje, tenía un escudo en la izquierda del traje, pero ni idea que era
-vamos a bailar-la tomó del brazo tratando de llevarla
-Hey, que haces?-trató de safarse del agarre-tengo que quedarme con el-
El tipo me miró de abajo para arriba con cara de culo
-y? vamos!-la agarró de nuevo-da pena el tipo este-se burló

Me reí negando con la cabeza-sabes que, tienes razón-le dije a Eva-doy pena, ve a disfrutar con el princeso-si resultaba del plan A pasaba al plan J, y podría irme fácilmente
-princeso tu puta madre- me contestó, yo solo me reí, crucé los brazos ara evitar darle una cagada.
-no quiero-se negó Eva-además por que quieres bailar conmigo, no hablamos nunca-
-Vamos nena, estas sexy hoy-le guiño un ojo
Yo suspiré, enserio este tipo me hacía la cosa más difícil, hablaba y la cagaba más.
-Por que no vas un ratito y que deje de hinchar las pelotas?-le susurré a eva, ella se rió y con mala cara fue con el a bailar.


En ese momento comenzaron a tirar fuegos arficiales al cielo, se llenó de colores muy lindos con formas de todo tipo. 
Caminé hacia la multitud que miraba atentos al cielo, me fui escabullendo hacia la parte de atrás del edificio donde vi antes camionetas que seguramente traían comida, decoración, sonido, etc.
-Ayudame con esto-escuché que venían dos personas tratando de llevar parlantes
-Voy-le contestó otro
Me quedé en cuclillas al lado de uno arbustos bien arreglados. Por suerte no había mucha luz en esta parte, además no se veían ni cámaras.
Me use la capucha y esperé a que se llevaran los equipos para ir hasta allí, sabía que con solo una camioneta no podían cargar todo y debían hacer por lo menos dos viajes, eso hacíamos casi siempre con Dean.
-Quedan dos más-le dijo uno al otro-ve conectando el sonido, ya van a empezar los discursos-
-Ok, no te demores que tengo hambre-


Me arrastré hasta la parte de atrás de la camioneta, divisé un montón de cajas tapadas con lona en la parte de atrás de la camioneta, así que en vez de golpear al tipo opté por esconderme allí.
-En un rato vuelvo- el corazón casi se me sale, rogaba que no notara nada, pero solo cerró la puerta sin ver. Arrancó la camioneta, pude escuchar vagamente que hablaba con el guardia de la entrada y luego siguió por la ruta.


Luego de unos 20 minutos pude escuchar el transito de la cuidad, pude ver a través de las dos ventanillas de la puerta donde nos encontrábamos, estábamos a 10 cuadras de donde yo trabajaba.
Rogaba que el maldito semáforo tocara en rojo en donde esperaba, por que sinó dios sabrá que tendré que hacer.
Estaba transpirando a más no poder, repasando que hacer.
Un freno brusco me sobresaltó, empezaron a tocar bocina varios autos
-Siii, bendito embotellamiento -dije desacio, era ahora o nunca, el semáforo estaba a una cuadra del lugar.
me saqué la lona de encima y me arrastré hacia la puerta de la camioneta.
-laputamadre-no era como mi camioneta, esta solo se abría de afuera-nonono-me desesperé por un momento.
Comencé a pegar patadas en la puerta para llamar la atención del tipo, si tenía que pelear no quedaba otra.
-Que demonios?!-lo escuché bajar de la camioneta y abrir la puerta trasera


solo me tiré hacia delante y mi puño colapsó con su cara tan fuerte que cayó al asfalto.
Era solo una laucha el tipo, tal vez no tendría que haberle pegado tan fuerte, pero bueno no había tiempo.


Algunos se bajado de sus autos, pero yo solo corrí por la calle todo lo que pude, esperaba que nadie me siguiera.
Corrí 1, 2 ,3 cuadras golpeando gente sin querer, esquivando autos, personas. 4,5,6 cuadras y sentía que me desesperaba cada vez más por llegar, rogaba que el pudiera ayudarme a escapar muy lejos.


Cuando al fin divisé el boliche donde trabajaba traté de parecer normal, no tenía documentos para entrar, no tenía dinero, pero no pensé mucho en esta parte ya que no pensaba que iba a llegar tan lejos.
Habían muchisimas personas haciendo fila para entrar, llegué hasta adelante salteando a todos, que por cierto me cagaron puteando
-Kevin!-llamé al guardia, lo conocía gracias al cielo-que haces-
-Que demonios haces aqui?-me preguntó con ojos de plato-no deberías...-
-necesito hablar con el jefe-
-Ehh! hace fila papá-me dijo uno de adelante
-kevin, necesito que me dejes entrar-
-me vas a meter en problemas boludo-abrió el paso y me empujó hacia delante-tranquilos, es el Dj-trató de calmar a la gente afuera.


La música a todo volumen como siempre, luces, humo, gritos ...como lo recordaba
como podía seguir todo como si nada?  había muerto Dean y hoy estaban como si nada.
Pasé por la multitud, por la barra donde pensé que iba a estar como siempre tomando, pero no.
me dirigí hacia la parte de atrás, rogando que esté ahí, sino estaba cagado, 
ya cagué...
ya cagué...


-AIDEN?-me llamó una voz detrás mio-muchacho que haces aqui?-
-Jefe, necesito que hablemos-sentí un nerviosismo en todo el cuerpo
me hizo una seña con la mano y lo seguí hasta la salida de atrás, que seguia con una cinta de -"no pase" de la policía
-como es que estas aqui?-preguntó fumando un habano
-estoy en problemas, en unos muy grandes-le dije-necesito que me saque de la ciudad, yo le pago lo que quiera..pero por favor..-
-espera espera-dijo con el cigarro en la boca-como crees que vas a salir si la policia te busca-
-como sabes eso??-pregunté bajando la voz
-estas en las noticias Aiden! te culpan de trafico de drogas junto con Dean-
-QUE?!-exclamé me agarré la cabeza, sentía que el mundo me pisaba, me pateaba, me dejaba sin aire-como mierda!-
-no se, ni puta idea-se sacó el cigarro y lo tiró en el suelo-me estan jodiendo a mi tambien, ya sabes por que-
Sin duda, el trabajaba con droga siempre, así salió de la pobreza según el. Varias veces me ofreció venderla pero nunca caímos en eso.
-Mira Aiden, no debería pero...-tocio con fuerza varias veces y se metió otro el cigarro de nuevo-tienes una opción, pero es arriesgado..mira vamos a hacer un pedido en Argentina, puedo enviarte con los chicos-
-lo que sea, pero sácame de esto- contesté-esto es una locura, tengo que irme-
-te veo aqui en 3 horas-


me senté en el suelo pegado a la pared, tenía que sobrevivir 3 horas y con suerte podría irme.


-Vamos hermosa-las puertas de atrás se abrieron de golpe con dos tipos que llevaban a un chica, al parecer borracha o algo.
-vamos camina!-la empujaron, pero ella se resistía y caía al suelo mareda-vamos perra-la arrastraron de los pelos
-EH!-les grité cuando me di cuenta de lo que pasaba-que hacen!?-me acerqué a ellos, los reconocí muy bien
-Deja de joder puto-me dijo Billy-siempre nos cagas todo-se pusó frente mio muy cerca 
-soltala-lo empujé con fuerza, se notaba que estaba borracho, casi se cae solo-dale mierda-
-Aiden anda antes de que te reviente-el otro sacó un arma de la cintura
-No te mandes una cagada-le advertí levantando las manos
-YA ME TENES LAS BOLAS POR EL PISO-me gritó billy, me tiró una piña en la cara pero la esquivé, lo agarré del brazo y lo di vuelta por la espalda en una llave, quedó al frente mio y lo agarré por el cuello.
El otro tiró a la chica al suelo y pude verla, era la chica linda del edificio
-ahh soltame!-se quejó tratandio de salir de mi agarre, pero lo estaba dejando sin aire, hasta que cayó desmayado al suelo.
-YA CAGASTE -el otro me apuntó con el arma mientras se acercaba a mi.
-Me matás y no te sueltan mas -
-que mierda me importa, ya cagaste - me puso el arma en a cabeza y yo levanté las manos.


Un zapato golpeó la cabeza del tipo y aproveche para agarrar el arma y tirarlo al suelo.
Ella estaba parada con un solo zapato con la mirada perdida, pero sin duda no iba a dejar que la violen esos tipos.
-Aiden...hey no me hagas nada-me suplicó en el suelo-vamos, no iba a matarte-
-Callate hijo de puta-le apunté-te mataría ya, pero no voy a ser tan estúpido- tomé el arma y lo golpee en la cabeza. la tiré al suelo.. era lo mismo que me habían hecho cuando Dean murió.


Caminé hacia ella y la levanté en mis hombros, no sabía que iba a hacer
-que hago...que hago-miré hacia todos lados, no había nadie. Si la dejaba la iban a llevar a cualquier lado, y parecía estar sola.
Caminé un cuadra por la calle, no tenía dinero para el taxi ni siquiera  para llevarla.
-Aiden!-
Me di la vuelta y vi a Eva parada en la mitad de la calle con su auto
-Joyce?-preguntó al verla-que le pasó?!-
-la deben haber drogado, eso es lo que hacen cuando las ven solas-respondí
ella abrió la puerta trasera y pude subir con ella


-Te das cuenta en lo que te metiste?-me preguntó Eva, ibamos directo a ECIN, de regreso seguro me esperaba lo peor.
-no hablemos de eso-acomodé la cabeza de Joyce en mi regazo con cuidado. No me imaginaba en donde iba a terminar con esos dos tipos, en el mejor de los casos solo violada.
un escalofrió recorrió mi espalda de solo pensarlo.
corrí un mechón de su pelo de la cara, ella abrió los ojos y me miró fijamente, sentía que me moría cada vez que lo hacía, eran muy lindos y tenían un brillo especial, no se que era, sentía que la conocía desde siempre.


miré hacia delante y por el retrovisor vi que Eva me miraba a cada rato-se conocen?-me preguntó con voz debil
-ah? no, algo asi-
-Aiden creo que mi jefa lo hizo a propósito-me soltó de la nada-te dejó ir para traerte de nuevo-
-y eso en que la beneficia?-pregunté extrañado
ella suspiró y luego de un momento respondió-te dejaran de tratar como persona, ahora..será todo diferente-
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario http://nuestrosdoneschevi.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por ElChoroRico el Dom Dic 27, 2015 11:05 pm

Llegamos al club y Elise llamó a sus amigas para preguntarles donde estaban. Mientras tanto, yo le mande un mensaje a Derek preguntándole lo mismo. Las amigas de Elise ya estaban adentro y Derek estaba cerca. Así que esperamos a Derek por unos minutos y cuando llegó nos pusimos en la fila. Charlamos un rato hasta que entramos al club y encontramos a las amigas de Elise.
-Hola Aran, que raro verte aquí- dijo Jenna, una rubia ceniza (creo que natural, pero no se) de ojos marrón claro, casi amarillos, y de facciones suaves y cara un poco redonda- usualmente prefieres quedarte en el dormitorio a salir con nosotras de fiesta.
-Si, a que se debe el honor?- preguntó Elena, una morena de ojos marrón oscuro y facciones duras- y para colmo andas con un chico?- dijo mirando a Derek. Conocí a Derek hace unos pocos meses y usualmente salimos los dos solos o con Elise, así que las amigas de Elise no lo conocían. No me gusta salir con ellas mucho tampoco, no son muy de mi agrado, pero no me molesta pasar el rato con ellas de vez en cuando.
-Él es Derek, es mi amigo- les dije un poco tensa- y ellas son Jenna y Elena- le dije a Derek.
-Así que son amigos? no te molesta si me lo robo por un rato entonces?- me dijo Elena mientras le guiñaba a Derek.
-Ay Elena, que lanzada que eres-dijo Jenna dándole un empujoncito- no te metas entre ellos, se ven lindos juntos.
-Ya, ambas paren su bullying- dijo Elise.
-no les estábamos haciendo bullying- se quejó Jenna.
-compórtate Jenna, por esto Aran no quiere salir con nosotras después- reprendió Elena a Jenna.
-qué?! Tu eres la que los molesta- le respondió Jenna enojada. Y así siguieron peleando mientras Elise se reía de su clencer. Miré a Derek, quien se notaba estaba incómodo.
-perdón por el acoso que sufriste- me disculpe en nombre de Elena.
-está bien, después de todo nadie se puede resistir a mí- dijo en tono sarcástico.
-ayshh ziii, eres demasiado guapo- le dije siguiéndole el juego- pero en serio perdón, sé que no dieron una buena primera impresión pero no son tan malas.
-no te preocupes, no me molestan- me aseguró y me dio palmaditas en el hombro. A todo esto Elise se había ido a buscar unos tragos y estaba volviendo con ellos. Se los entregó a sus amigas, que ya habían dejado de pelear, y le ofreció uno a Derek. El acepto y me miró extrañado.
-tú vas a manejar Aran?- me preguntó Derek al ver que no tomaba nada.
-sí, pero además no me gusta el alcohol y menos de estos lugares que no sabes que te ponen-le expliqué. El miro el trago con una cara de sospecha exagerada y dio un sorbo pequeñito. Luego de eso hizo una cara de aprobación y tomó normalmente. Yo y Elise nos reímos pero sus amigas se quedaron mirándolo extraño. Elena murmuró algo a Jenna y ambas se rieron. Tenía ganas de decirles que digan más fuerte así escuchamos todos, pero no quise armar lio. Elise se fue a bailar con ellas y me hizo señas para que vaya. Yo le hice seña para que espere un rato.
-ahora entiendo porque estas actuando “normal”- me dijo. Yo asentí.
-no todos son anormales como nosotros- le dije con resignación levantando los hombros.
-no está bien fingir, Aran- me reprendió Derek.
-no es fingir, es abstenerse de demostrar comportamientos que van a causar una reacción no deseada en los demás- lo corregí.
-qué manera más extraña de decir fingir- me dijo él y yo me reí.
-no finjo, solo actuó con ellas como lo hago con los desconocidos porque eso son para mí. La verdad se me fueron las ganas de bailar- le dije mirando a Elise bailar con Elena y Jenna.
-ohh no digas eso- me dijo Derek agarrándome las muñecas- bailemos- dijo mientras se movía sin gracia alguna y me levantaba los brazos para que lo siguiera. Yo me reí y lo seguí. Cuando vio que me empecé a mover me soltó y nos quedamos bailando, haciendo pasos como el mono loco, el robot, la tarjeta de crédito, el regador, etc. Mientras bailábamos me di cuenta que Elise se acercó a nosotros. Mientras sus amigas seguían bailando sensualmente ella vino con nosotros a bailar nuestra genial coreografía.
-perdón porque tienes que dividirte- le dije a Elise, quien había tenido que venir con nosotros y dejar a sus otras amigas.
-Está bien, se portaron mal con ustedes así que les dije que me voy a quedar con ustedes por el resto de la noche.
-No hacía falta que hicieras eso Elise- le dije yo preocupada- se van a enojar contigo.
-que se enojen, ustedes no les hicieron nada y los molestaron desde que llegaron- dijo Elise decidida. Yo sonreí y la abrace. La admiro mucho, como es tan decidida y dedicada. Ella me respondió el abrazo y me dio unas palmaditas en la espalda. Derek nos hizo burla diciendo “aww que tiernas” y nosotras le dijimos que no se ponga celoso y lo abrazamos a él también, y en ese momento sonó una canción muy buena así que nos pusimos a saltar mientras estábamos abrazados. Bailamos por horas, hasta que empezaron a poner música fea. Cuando empezaron a poner canciones que no nos gustaban nos fuimos derechitos a nuestras casas. Derek vivía cerca y se había venido caminando, pero lo llevé a su casa en auto y después nos fuimos con Elise al dormitorio.
-así que… Aran… -dijo Elise tratando de buscar las palabras para decirme lo que sea que me quería decir. Dejó un silencio corto y después siguió-que clase de relación tienen con Derek?
-por qué? Estas celosa?- le dije molestándola.
-ya basta Aran, te hablo en serio- me dijo ella más seria que de costumbre.
-tranquila, solo bromeaba- le dije preocupada por su tono.
-siempre bromeas así, la gente piensa mal.
-que me importa lo que diga la gente, nosotras sabemos lo que es- le respondí un poco molesta.
-a veces no Aran, a veces no se- dijo mirando hacia abajo- lo haces tanto que ya no sé si realmente es broma.
-lo es, lo hago con Derek también. Con todos los que son cercanos porque pensé que entendían que es broma- le dije molesta. La había estado confundiendo con mi forma de actuar? Se quedó callada hasta que estacioné. Ya habíamos llegado pero nos quedamos un rato en el auto. Ninguna se movió ni dijo nada por unos largos minutos.
-perdón, no debí haber dicho eso- dijo Elise finalmente- si sé que es broma- dijo mirando hacia abajo. Yo me gire para verla y ella levanto la mirada y la posó en mí.
-perdón si te confundí, no fue mi intención- me disculpe un poco triste.
-no te preocupes- me confortó y abrió la puerta- vamos?- me dijo mientras se bajó del auto. Yo asentí y me baje del auto. Cerré con llave y subimos al dormitorio. Llegamos a nuestra habitación y nos quitamos la ropa de fiesta y nos pusimos nuestros pijamas, y después nos metimos en nuestras camas, todo en silencio.
El pensamiento de que tal vez Elise sentía algo por mí cruzo mi cabeza, pero rápidamente lo descarté. Debía haberlo dicho por algo más, pero me molestaba no haberme dado cuenta que le molestaba que la trate así. O le molesta que trate a Derek así también? Porque no me había dicho nada hasta que empecé a salir con Derek. Me quedé dormida con todos los pensamientos corriendo por mi cabeza.

********®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®®****************

Me desperté al otro día y noté que Elise ya se había ido. Agarré mi celular y me fijé que decía. Tenía unos mensajes de Derek, unos de Elise, y una llamada perdida de un número desconocido.

Derek: Estuvo divertido anoche
Derek: Espero que lo repitamos
Yo: Jajaja
Yo: Suena a que nos dimos duro
Yo: yo también me divertí, ya vamos a salir de nuevo
Derek: LOL
Derek: mal pensada jajaja
Yo: :p

Elise: Sali a buscar algo para comer
Elise: Quieres algo?
Yo: Un muffin de arándanos y un jugo de naranja
Elise: ok
Elise: ya te los llevo


Llamé al número desconocido.
-oficinas de ENCIN, en que puedo ayudarle?- me dijo una operadora y me recorrió un escalofrió por la espalda.
-tengo una llamada perdida de este número…
- ah sí, Aran. Necesitamos que venga a las pruebas- me dijo ella.
-no puedo ir, no voy a participar en el experimento- le dije firme.
-aguarde un momento por favor- me dijo ella y me dejo en espera con una cancioncita- muy bien, si desea dejar de ser parte del experimento tiene que venir en persona a llenar un formulario y no la vamos a molestar más.
-es necesario que vaya?
-sí.
-iré luego- le dije desganada.
-muy bien, muchas gracias por comunicarse con las oficinas de ENCIN, espero que haya sido de ayuda. Le deseo un buen día.
-chau- dije yo y corté. Me quedé en la cama un rato más mirando la luz del sol que entraba por entre las persianas y pegaba en el techo *No quiero volver a ese lugar…*


Última edición por ElChoroRico el Sáb Ago 20, 2016 8:59 pm, editado 1 vez
avatar
ElChoroRico
Admin

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por PupisTodos el Dom Jul 24, 2016 5:10 pm

Dios.... que está pasando?, por que me siento así? No puedo hacer un movimiento por mi misma, ni pensar claramente, todo es más que borroso. Siento cada extremidad de mi cuerpo relajada, no respondían a mi pensamiento. Me recordaba a lo que sentía en mi sueños, esos episodios de parálisis horribles y desesperantes!

Veía imágenes borrosas. Por un momento pude ver con un poco más de claridad de la que podía ver y estaba ahí.
Ese chico...
No pude pensar en que hacía con el ni en donde estaba, solo saber que estaba con alguien me sentía tranquila, no lo conocía pero de una manera u otra extrañamente me sentía a salvo.. protegida, no pude evitar soltar un suspiro, sabía que iba a estar bien y me dejé caer en un sueño profundo del que rogaba despertar.

****************************************************************

Abrí lo ojos repetidamente y no podía evitar sentirme mareada y me provocaba volver a cerrar los ojos repetidamente. Estaba un poco oscuro, pero vaya que pude reconocer ese lugar. Ese lugar que me vio crecer y pasé todos los días de mi vida, desde que tengo uso de razón.
Estaba en una de las habitaciones del laboratorio donde los empleados podía descansar cuando sintiesen la necesidad.
Había camas, y una mesita con papeles y una tasa de café.
Hice un intento en levantar la cabeza pero al instante la dejé caer, me sentía tan cansada y seguía un poco mareada pero cada vez lo sentía menos.
Levanté un poco la mirada para ver mi cuerpo y tenía una aguja en mi brazo con un tubo que ingresaba, me habían colocado un suero.

-Dios- En que me había metido anoche? que me pusieron y en que momento?
Lo único que recodaba era que había perdido a Bella y Soph.
Hice un esfuerzo y me enderecé con los ojos cerrados, me mareé pero ya era menos.
Me quite el suero, ya estaba acostumbrada a tantas agujas y esas cosas de toda mi vida, era algo habitual.
-Que piola, otra marca en mis venas perforadas- me quedé un rato sentada en la cama y me quedé pensando en todo, por que me tuvo que pasar esto?
Que vergüenza, podría haber terminado muerta en una sanja.
Perdí mi teléfono, no tenía nada de lo que había llevado conmigo esa noche.
Me llegaban a ver mis padres y me asesinaban. Encima ya estaba en una pelea bastante fuerte con mi padre, no iba a volver a casa, pero tampoco tenía a donde más ir.
-Que mierda hago?- todos acá me conocen, no pueden verme así.
Bueno basta. Me puse de pié, me costó un poco pero pude.
Tenía la ropa hecha un desastre, necesitaba urgente un baño con lavandina por poco.
Por suerte hay guardarropas y siempre hay de esos ambos que usan ellos, tomé uno y dejé mi ropa escondida. Me dirigí hacia la puerta y la abrí un poco para ver quienes estaban ahí. Había solo 3 bioquímicos y estaban en otra sala, entonce me apresuré y salí rápido. Fui rápido hacia el baño y me mojé la cara, tenía una cara horrible, no se podía ver peor. Sentí voces cerca y me escondí en uno de los baños.
Por suerte no era nadie, tomé de mi mano una pulsera y la use para poner mi cabello en una cola alta.
Cuando salí del baño me choqué con uno de los compañeros de Mike, Larry.
-Perdón, no te vi-
-Joyce que te pasó en la cara?- me dijo agarrándome un hombro
-Nada, tuve un encuentro amoroso con el asfalto y nos dimos besos- dije en broma y se rió entre dientes
-Mira, no le voy a decir nada a Mike, pero al final sigue en pie la propuesta?- me dijo acercándose al oído
*Que mierda dice?*
Lo miré levantando una ceja desconcertada.
-Que?- y me reí
-Que si lo hacemos o no- dijo sin dar vueltas mirándome a los ojos
-Me estas cargando?- no pude evitar reirme - Que decis?-
-Me estas tomando el pelo Joyce?-
- Me parece que es al revés- dije seria. Que le pasa a este esta fumado?
-Te refresco la memoria, anoche me dijiste que querías hacerlo y después dijiste que te daba pereza y que otro día-
Ay dios... me quedé boca abierta y me lleve las manos a la boca, no podía creerlo en serio dije eso?
-De ninguna manera te diría eso!-
-Bueno, eso hiciste- me guiñó el ojo
Puta madre!!!! que mierda me dieron estos hijo de mil puta, que mierda habré hecho o dicho, entré en una desesperación.
- Como te perdiste anoche maldita!- llegó de la nada Bella.
Yo la miré y seguía sorprendida por esto, y me fui de ahí sin decir una palabra y seguí caminando, pero ella me siguió al lado
-Que pasó anoche? y quien era ese?- me preguntó mientras se limaba las uñas
- Parece que le propuse sexo mientras estaba borracha/drogada, porque? ah si... porque mis amigas se fueron a la mierda y me dejaron sola!- dije enojada y empecé a caminar más rapido
-En serio hiciste eso?- dijo a carcajadas - Espera nena!- dijo mientras yo me alejaba sin darme vuelta. Que asco
Me fui directo al ultimo piso, a verificar si estaba mi padre para estar más tranquila si no lo estaba. Subí por las escaleras ya que todos tomaban el ascensor, y casi me moría en cada escalón dejaba el alma, eran muchos pisos y eso que yo estaba en uno de los pisos bastante altos. En uno de los pisos vi a la pelirroja que había visto ya más de dos veces.
Me alegraba de una forma encontrarla, me inspiraba confianza, iba a acercarme a hablar con ella pero temía que no me reconociera.
-Hola! Aran, no?- le hice un saludo con la mano mientras caminaba en su dirección.
Ella me miró y sonrió y se acercó, pero antes de que pudiéramos empezar una charla un oficial nos empujó contra la pared  la dos tapándonos con los brazos abiertos
- Permiso, pegadas a la pared-
Nosotras nos sobresaltamos
-Que mierda?- dijo Aran.
-Que pasa?- le pregunté
No se molestó en contestarnos y habló por un aparto que tenía en su oído -Limpio-
Con Aran nos miramos confundidas - Si, sector D también- volvió a decir por su radio.
Y se escucharon muchos pasos que venían por el pasillo rápido, y se vio pasar a un escuadrón de policías en circulo y llevaban a alguien en el centro esposado. Me moví un poco por encima del brazo del policía que nos mantenía contra la pared y Aran hizo lo mismo. Era el!!!!! pude verlo era le chico que me sacaba de todos mis problemas
-Eh!!- Grité - Esperen, a donde lo llevan?!- quise salirme del agarre del policía pero me agarró mas fuerte, el chico me miró y e quedó mirándome fijo mientras lo empujaban a caminar y lo llevaban a la fuerza. e metieron a el ascensor y subieron, si.. al ultimo piso.
No veía las horas de salir corriendo a ver a donde lo llevaban y que había hecho para que lo tengan así.
El policía recibió una orden por el aparato y nos soltó y se puso al lado del ascensor para vigilar la entrada. Apenas nos soltó me despedí de Aran y subí corriendo por las escalera hasta al fin llegar al ultimo piso.
Recorrí todas la partes del ultimo piso hasta que llegué a una puerta que parecía una puerta más, común y corriente al igual que las otras, pero esta no se habría hacia una habitación común. Era otro pasillo con muchas puertas.
Entré con miedo de lo que podía encontrar, y seguí derecho. Pude ver que se cerraba una de las puertas y me dirigí hacia esa puerta. Pude ver a por el agujero de la cerradura una luz y un montón de uniformes de policía y sabía que estaba a donde quería estar.
Que está pasando?
avatar
PupisTodos

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por Admin el Lun Jul 25, 2016 1:07 am

Apenas llegamos y se abrió el portón salieron un montón de policías corriendo en dirección al auto a buscarme. Eva frenó de un golpe bruscamente frente de ellos que nos apuntaban con armas, sin duda a matar si hacía algo estúpido como de costumbre. 
-Bajen del auto! con las manos arriba!- gritó uno de ellos acercándose a nosotros-ahora!-ordenó

Eva me miró por el retrovisor con el seño fruncido, muy asustada-haz lo que te dicen-me dijo despacio
-pero...ella...-dije refiriéndome a la chica que tenía conmigo
-Yo la trataré-respondió - ve ya! no hagas nada tonto...por favor-

Abrí la puerta y bajé lentamente con las manos sobre mi cabeza-Ya! vengo en paz-hice una seña con los dos dedos 
-DATE LA VUELTA!-me empujó el mismo de antes contra el capó del auto chocando mi cuerpo con la chapa
-revísenlo-ordenó a los demás, y eso hicieron asegurándose que no traía nada conmigo.
Eva se quedó impactada viendo la escena, muy tensa. Me dio pena haberla metido en esta mierda, después de todo fue por mi culpa. No, fueron ellos los que me derrumbaron la vida en un día


-Esposas-cruzo mis brazos detrás de mi espalda y apretaron el metal en mi muñecas con fuerza-estarás en problemas amiguito-
-si, lo se-dije resignado
-Vamos-me empujó hacia dentro del edificio, con el placer de ser acompañado con un escuadrón al rededor mio por todo el camino. No pude ver hacia atrás pero confiaba en que ella estaba en buenas manos con Eva, había curado mis heridas muy bien por lo menos.


caminamos en silencio de forma apresurada por un montón de lados, era imposible para mi recordar por donde me llevaban y por donde había llegado.Pasamos un montón de pasillos hasta llegar a una habitación, estaba vacía y con solo una silla y mesa.
-les avisaré cuando-dijo el policía a cargo y salió por la puerta dejándome solo con 3 policías dentro y 3 afuera de la habitación.
-Siéntate-me me empujó bruscamente uno de ellos contra es silla metálica. No me opuse, había corrido,peleado casi me mataron y sin olvidar los nervios que tenia, sentí que aumente 20 años en pocas horas.
Me senté y apoye la cabeza en la mesa, cerré los ojos que me pesaban un montón..cuando había dormido?
no se cuanto tiempo estuve en la misma posición, 1,2 3 horas? quien sabe, siempre fui bueno en dormirme en cualquier lado y posición después de todo





Se abrió la puerta de golpe e ingresó de nuevo el policía de antes junto con los tres de la puerta
me incorporé algo asustado, los policías me agarraron de los brazos parándome con torpesa
-vamos!-ordenó al escuadrón


Noté que estaba amaneciendo por que pasamos por una de las ventanas gigantes del edificio, deben haber sido las 6 am, amanecía temprano en verano.
El policía hablaba por radio cada tanto mientras avanzábamos rápidamente por los pasillos interminables del edificio
-Limpio?-preguntó-y sector D?- 
Le contesto una voz del otro lado confirmando 
-copiado-

Pude divisar a unos cuantos metros un policía que retuvo  dos personas contra la pared, me parecía raro que haya alguien a esa hora.
Mientras más nos acercábamos pude reconocer a la chica del boliche que me miraba sorprendida
-Eh!!- Gritó - Esperen, a donde lo llevan?!-pregunto tratando de safarse del policía
Dios solo me veía cuando me llevaban policías! debe pensar que soy un niño rata que se mete en problemas ay dio. Por lo menos sabía que estaba bien...

Subimos por un ascensor, no pude ver los botones pero estuvimos un buen rato apretados con una canción de fondo típica de ascensor, un clásico.
-Deberían sacar esto-se quejó de la musica del policía aparentando los botones una y otra vez.


Llegamos a un piso vació pero era diferente a los anteriores, bastante más grande, más..raro
caminamos más lento hasta llegar a una puerta normal, pero luego de esta había varias más que seguían un largo camino por un pasillo muy largo.
Las cámaras del techo puntaron en nuestra dirección todo el tiempo al entrar a la habitación
-déjala abierta, tiene que llegar la Doctora-ordenó el jefe hablando de la puerta

La rubia de antes, la violadora estaba dentro sentada en una mesa con varios policías al rededor.
-Me cortaste la fiesta-sonrió como siempre con sus labios rojos y dientes blancos-no era para que te escaparas bebé-
...-
-Que?, ahora no contestas?-
miré hacia un lado fastidiado
-sabes en que lió te metiste?-se levantó agarrándome la cara con sus uñas largas-travieso-
corrí la cara con fuerza, al instante me agarraron de los brazos aunque tuviera todavía esposas, que por cierto ya casi ni sentía las manos.


La rubia prendió una tv grande como la misma pared y al tocar un botón aparecí en un video encapuchado ingresando a la parte de atrás de la camioneta de antes.
-Creíste que no te veía?-se burló-por que crees que te invité a la fiesta?-

Caí en cuenta lo que Eva me había dicho, le parecía raro que allá me haya llevado a esa fiesta
-caíste en mi trampita-se rió caminando a mi alrededor-ahora..lo que no entiendo es por que viniste voluntariamente-
-Trajo a la señorita hija del presidente-respondió un policía
-wooow...pero que tenemos aquí? a un héroe-sonrió 
-para que...?-pregunte
-te deje ir?-respindió-mmm bueno hay siertas condiciones aquí-empezó-mientras peor te portas, peor te tratan-
-que mierda te hice, hija de p...-resiví una cachetada de ella y sentí que me ardió mas que todo por las uñas 
-callate-apretó lo dientes, me miraba re loca, más de lo que era-no te incumbe-
-empezamos hoy mismo con el-dijo caminando hacia la salida-que eva empieze ya mismo-


se abrió la puerta detrás nuestro en en momento en el que iba a salir la rubia, era eva con su guardapolvo, el pelo en una trenza y lentes como siempre.
-espera-dijo nerviosa-es..es que tengo que decir algo-dijo bloqueando la puerta con las manos
-que haces estupida! dejame ir-la empujó
-loca-le gritó de la nada antes de que abriera la puerta
-que dijite?!-le grito
no pude contener una risa baja, no se de que se trataba pero era lo que le quería decir
-nada, perdón pero..-
-mevete!-la empujó haciéndola un lado para salir, los policías la siguieron y se perdió por el pasillo

-wtf? eva?-pregunté
-luego te explico-respondió, abrió un cajón que había a mi costado y sacó una jeringa-empecemos-
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario http://nuestrosdoneschevi.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por nanupue el Lun Jul 25, 2016 8:57 pm

-¿Dónde esta?, quiero verlo, quiero verlo ahora!- no podía evitar llorar, sara mi asistente social me agarraba por el brazo mientras suplicaba a los padres adoptivos de mi hermano que me dejaran verlo
– ya pasaron 3 meses por favor
-aron tranquilízate por favor, esto no va a ayudar a tu hermano- suplico sara- ni a vos
-necesito verlo por favor dígales -señale a los padres
-el no está aron- dijo la madre, eso decía siempre cada vez que venía a verlo, el nunca estaba- pensé que ya le habían dicho – dijo mirando a sara
-decirme que?- pregunte secándome las lagrimas con mi puño
-aron, mírame-sara me agarro el brazo y me puso en frente de ella obligándome a verla- realmente quieres a tu hermano no?
-si
-no crees que lo mejor sería que el empezara una nueva vida feliz con padres que van a cuidar de el sin un pasado que lo atormente?, el tiene 5 años, tenemos la oportunidad de darle una vida mejor, no va a recordar nada de lo que le paso para cuando sea grande, no crees que es eso lo que merece, ser feliz- pregunto
-si pero…es mi hermano, no pueden alejarlo de mi- intente explicarle

Ella tenia razón el tenia 5 no recordaría nada, podría crecer con sus “padres” como si nunca hubieran  muerto, sin un hermano huérfano como si nunca hubiera existido, podría vivir la vida perfecta…pero yo tenia 10 lo recordaría todo

Sara me abrazo y entendí lo que debía hacer, no quería que mi hermano recordara esto, el accidente mis padres
-algún día va a dejar de doler aron, lo prometo
-------


-aron-la cara de sara empezaba a desvanecerse
Era solo un sueño, desperté con el ruido de una llaves, sobre el suelo frio de una especie de  celda , con las manos esposadas, todo estaba obscuro ni una luz, detrás de las rejas se veía la silueta de una chica intentando abrir
-aron – abrió las rejas y me hizo señas para que saliera-estabas gritando

Reconocía esa vos

-danna?-me acerque despacio- donde estoy?
-en la cárcel, vamos- me tomo de las manos esposadas
-que? Porque?, no hice nada -dude mientras me arrastraba fuera de la celda
-no importa ya nos vamos-dijo mientras probaba llaves para sacarme las esposas, pero ninguna funcionaba
-no entiendo eres policía?- me arrastro hasta una oficina, el guardia estaba dormido sobre el escritorio
-mm si algo así, deben ser estas- saco un manojo de llaves del lado del guardia, las esposas abrieron con el primer intento, me saco de ahí, por una puerta trasera, su auto estaba parado al frente, me hizo señas para que suba, dude pero me termine subiendo, lo menos que quería era volver ahí
-gracias por esto-agradecí subiendo al auto – enserio si mi asistente social se entera que me volvieron a meter preso muero
-si ¿-pregunto, iba rápido, estaba seguro de que ni me escuchaba- y si desapareces por un tiempo que va a pensar?
-porque desaparecería ¿- me reí, pero ella no parecía riese
-bueno somos prófugos, no creo que quieras que te encuentren-
-quee? Prófugos de que?, dijiste que eras policía- me altere
-que policía te saca a escondidas de la cárcel amigo?- se rio
-pero pasamos por adelante del guardia- hice señas con mi mano, no entendía nada
- estaba muerto-cada vez pisaba el acelerador mas a fondo- pero no lo mato yo si te hace sentir mejor
-ay dios pensé que estaba dormido, no puedo créelo, soy un prófugo involuntario- me agarre la cabeza- van a pensar que lo mate, dios sara va a matarme , van a sacarme la beca y viviré bajo un puente por el resto de mi vida prófugo con una loca que apenas conozco..
-ay dios de donde te apagas- me corto- créeme es esto o ..- se quedo callada
-o que?- exigí- no entiendo nada, yo solo quería devolverte las pastillas-toque mi bolsillo pero ya no estaban- y ahora.. porque ¿
No podía créelo como me había metido en esto
-no debiste agarrar mis pastillas, ahora ellos creen que sabes cosas-explico
-ellos quien?-
-mientras menos sepas mejor-me miro y volvió la vista a la calle
-que importa al parecer ya se todo, asique que se supone que es lo que ya se- grite
Su teléfono sonó,
Un auto salió de la nada, se adelanto a nosotros y freno de golpe, los autos chocaron, empezamos a rodar, imagine a mi familia la ultima vez que los vi estábamos dando vuelta justo como ahora, el auto quedo dado vuelta, mire a danna,  estaba inconsciente la sangre caía de su cabeza a chorros, las sirenas empezaron a sonar

-hay dos chicos dentro, creo que una esta muerta-un policía hablaba por su radio
Todo empezó a desvanecerse, cerré los ojos y me deje ir  ya no quería estar acá.

no sabia que pedo poner nv nvnvnvnvn
avatar
nanupue
Admin

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 10/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por ElChoroRico el Dom Sep 04, 2016 9:33 pm

El pensamiento de volver al lugar de “investigaciones” me dio un escalofrió. Pensé en esperar a Elise e ir juntas, pero después recordé que el ambiente estaba raro así que preferí ir sola.
Agarré el celular y abrí WhatsApp para mandarle un mensaje diciendo que me iba a ir a hablar en el centro de investigaciones y que cuando vuelva me diera el muffin. Envié el mensaje y me fui al ropero a buscar algo que ponerme. Revolví el cajón de remeras buscando algo que ponerme y finalmente agarré una remera gris y unos jeans azules que me ponía casi siempre. El pensamiento de que podría ser un personaje de anime por usar siempre la misma ropa cruzó mi mente haciéndome sonreír por unos segundos hasta que ese pensamiento fuese empujado por una nube pesada de malestar que me borró la sonrisa. Mientras me sacaba el pijama y me ponía la ropa que había elegido recordé la ansiedad y el miedo que me daba que descubran mi “secreto”. Unos recuerdos amargos me vinieron a la mente mientras me ponía las zapatillas y yo hice mi mejor intento en pensar algo más, pero fracasé en sacar las malas ondas de mi mente. Mientras agarraba la llave de la habitación y salía por la puerta me vibró el bolsillo. Cerré la puerta con llave usando una mano y con la otra me fijé quien me estaba hablando. Tenía unos mensajes de Elise.
Elise: segura que no quieres que vaya contigo?
Yo: no, está bien
Yo: cualquier cosa te digo
Elise: ok

Guarde mi celular de nuevo en el bolsillo trasero de los jeans y camine decidida hacia ENCIN. Esta vez me fue más fácil recordar por donde salir gracias a perderme 2 veces la última vez. Me acerqué a el mostrador de la recepción.

-Hola, mi nombre es Aran Mabry. Me gustaría salir del programa de investigación en estudiantes- le dije a una de las señoras atendiendo.
-un minuto- me dijo la señora mientras escribía unas cosas en la computadora- hay alguna razón por la cual quiere salir del programa? – me pregunto aun escribiendo cosas en la computadora.
-mmm… por razones personales- respondí insegura. Ella levanto las cejas incrédulamente y agarró unos papeles.
-tiene que firmar aquí y aquí si quiere dejar de participar en el programa- me dijo la señora mostrándome unas líneas en un documento bastante largo. Yo agarré una lapicera que estaba en el mostrador y me dispuse a firmar, pero fui interrumpida por la señora – ¿entiende que si deja de participar del programa no va a poder venir a esta universidad? – me preguntó escépticamente.
-que?!- pregunté sorprendida alejando la lapicera del papel abruptamente – ¿por qué? – le demandé explicaciones a la señora enojada.
- usted firmo un contrato con la universidad que la pone en compromiso a ayudar y si no lo hace no puede atender a las clases de esta universidad- me dijo en un tono monótono, como si debería haber sabido eso.
- nunca me dijeron eso cuando firmé el documento- objeté indignada. Hice memoria a lo que decía el formulario que firmé y recordé que decía que al firmar acordaba que estaba en un compromiso legal con la universidad, pero nunca pensé que se refería a esto. *No puedo dejar de venir a esta universidad y no puede ser que me saquen en medio de clases. *
-debería haber leído lo que firmó más detenidamente- me respondió soberbiamente la hija de puta. *Que mierda hago ahora? Mis padres pueden pagar esta universidad por las becas que tengo, pero no podrían pagar una universidad así de buena si no las tuviera… y si dicen que estoy rompiendo un compromiso legal ¿me irán a dejar como una irresponsable de mierda? O peor… ¿me van a llevar a la cárcel? ¡¿En qué mierda me metí?!* Me quedé pensando un rato que mierda hacer y tratando de contenerme de pegarle un golpe bien puesto a la maldita vieja que me atendió. Pensé en que podía llegar a hacer, pero al final no me dejaron alternativa.
Dejé la lapicera en el mostrador y miré a la señora con el ceño fruncido, pero tratando de no verme TAN enojada.
-voy a seguir en el programa- dije resignada.
-me alegra oír eso, no se preocupe entonces. Cuando la necesitemos le mandaremos una escolta para que la acompañe- me informó y yo la escuché desganadamente mientras pensaba como me gustaría partirle la cara a ella y a todos en ese maldito lugar ¿Cómo se les ocurría hacer esa clase de mierda solo porque no quería participar de su estúpido experimento? – ahora se puede retirar – me dijo guardando los papeles y pegando la mirada a la pantalla de su computadora. *ihiri si piidi ritirir… chupamela*
Me fui de la oficina dando pasos más amplios de lo normal y pisando con fuerza. Me cagaron re feo los hijos de mil. Mientras caminaba escuché a alguien llamarme. Me di vuelta y vi que era la chica que me ayudó la otra vez. Me saludó yo le sonreí, aliviada de que estuviera bien después de todo el problema que hubo con que se enfermó. Me acerqué y le estaba a punto de preguntarle si se sentía mejor porque la veía un poco pálida cuando alguien me tiró contra la pared.
-Que mierda? – solté enojada. Este día realmente era una mierda. Tenía ganas de pegarle a quien me había empujado, pero noté que era un policía así que me tranquilicé porque lo único que me faltaba era terminar en la cárcel por perder los estribos. El policía hablo por su radio y luego un montón de policías pasaron por frente mío y de la chica. Me puse de puntillas para ver a quien llevaban y noté que era el chico con el que había hablado antes.
-Eh!! Esperen, ¡¿a dónde lo llevan?!- gritó la chica al ver al chico mientras trataba de soltarse del agarre del policía, pero falló. El chico la miró y se quedó mirándola fijamente mientras lo empujaban hacia el ascensor.
Cuando el ascensor subió el policía que nos tenía agarradas recibió una orden por su radio y nos soltó, y apenas lo hizo la chica se despidió y se fue corriendo por las escaleras. Yo me despedí de ella y miré como corría, seguramente a ver al chico. Me pareció que no debería estar haciendo eso si está enferma, que parecía estarlo, pero no hay nada que pueda hacer yo. No sé porque ellos dos tienen problemas con la policía, pero al parecer se conocen y no me pareció que debía meterme. Me di la vuelta y seguí caminando hacia la salida. *Definitivamente este lugar es extraño… A ese chico ya se lo habían llevado los policías ¿por qué se lo llevan de nuevo? Si hizo algo malo debería estar en la cárcel…* Este lugar no me gusta para nada, pero no puedo hacer nada más que seguir viniendo cuando tenga que. Cuando estaba saliendo del lugar vi pasar unos médicos con alguien en una camilla. Era el chico con el que había hablado la otra vez, Aaron. Tenía muchos cortes y moretones en todo el cuerpo. Los que lo traían en la camilla dijeron algo sobre su presión y otras cosas que no entendí y luego les dijeron a los doctores que había estado en un accidente de auto. Miré extrañada la escena mientras salía del edificio y seguí caminando hacia mi habitación. No entendía nada. Un centro de investigaciones atendiendo gente que fue chocada y llevándose gente presa…. *Ahora que lo pienso si ese chico era un criminal ¿por qué en vez de escoltarlo fuera del edificio se lo llevaron adentro? * Definitivamente algo andaba mal en ese lugar y yo no quería tener nada que ver con ese centro, pero no puedo hacer nada, al fin y al cabo. Miré mi celular y vi que Elise me mandó un mensaje diciendo que me esperaba fuera de la clase de diseño con el muffin. *¡Clasee!!!!! ¡Me re olvidé!!!* corrí hacia el dormitorio a sacar mi mochila y después seguí corriendo hacia el salón de clases. Iba lo más rápido que podía esquivando gente y moviéndome a través de los pasillos lo más rápido que podía. Doble bruscamente en una esquina agarrándome de un pilar para girar y fui despedida a mi sala. En la puerta vi a Elise con el muffin y el jugo de naranja. Mientras me acercaba a ella vi mi reloj y noté que me quedaban 5 minutos así que la saludé y ella me sonrió y me dio el muffin y el jugo.
-entra a clase, después hablamos- me dijo mientras me empujaba hacia el salón.
-ok ok ok ok- repetía yo- un gusto verte también- le dije ya adentro. Ella se rio entre dientes y se fue. Me senté en mi asiento habitual, y esperé a que llegara el profesor mientras recordaba lo que había pasado hoy. *Qué día de mierda
avatar
ElChoroRico
Admin

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestros dones

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.